Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 23 de Enero de 2020

Otras localidades

Call of Duty Infinite Warfare, disparos en el futuro

La saga de disparos en primera persona se traslada a la guerra interplanetaria con un multijugador que es apuesta segura

La saga Call of Duty ya coqueteó con la ambientación futurista tanto en su capítulo Advanced Warfare como con la subsaga Black Ops, cuya tercera parte es uno de los juegos en primera persona más variados y divertidos del mercado. Con Infinite Warfare (Infinity Ward) el salto a la guerra interplanetaria y los robots soldado es total, lo que permite ampliar sin límites la imaginación de los creadores en cuanto a entornos y armamento, pero también ha levantado críticas por su alejamiento de la realidad.

Infinite Warfare nos propone un modo campaña marca de la casa, plagado de acción y sensaciones cinemáticas en espacios con y sin gravedad, así como en estaciones espaciales y entornos hostiles de todo tipo. En este caso acompañaremos al teniente Nick Reyes para comandar la nave Retribution y tratar de defender la Tierra, entre otros, de los ataques del Frente de Defensa Colonial, liderada por el despiadado almirante Salen Kotch, interpretado por Kit Harington (Jon Nieve en Juego de Tronos). No será el único personaje reconocible en la historia, porque también veremos un cameo del piloto de Fórmula 1 Lewis Hamilton.

Pero, una vez más, será el modo multijugador el que vuelva a marcar las diferencias respecto al éxito o no de Infinite Warfare. Con un sistema de movimiento claramente influenciado por Black Ops 3 -incluidos deslizamientos, posibilidad de caminar por las paredes y dobles saltos- esta entrega nos ofrece la posibilidad de elegir entre varias clases de soldado con arma y habilidad propias, una clara evolución de los especialistas ahora llamados ‘módulos de combate’. De esta forma encontraremos algunos con armas pesadas y devastadoras, un robot que se convierte en un cuadrúpedo rápido y letal, y otros con habilidades de rastreo o sigilo.

Por supuesto el modo multijugador en todas sus variantes (duelo por equipos, dominio, baja confirmada y muchos más) cuenta con un enorme sistema de personalización de ventajas y de armas mediante accesorios. Uno de los puntos más interesantes es la posibilidad de conseguir modelos especiales de los rifles de asalto, escopetas o fusiles de energía mediante cajas de suministros o empleando los engranajes que ganamos en cada partida online. De esta forma podremos desbloquear variantes raras, legendarias y épicas con habilidades únicas, entre las cuales se encuentra la mítica nuclear para lanzar un bombardeo al alcanzar las 25 bajas seguidas sin morir. De nuevo, su sistema de desbloqueo de armas, accesorios y ventajas mediante la subida de nivel es súper adictivo, conformando un modo online directo, divertido y casi insuperable, que sólo generará dudas a los que no convenza su ambientación futurista o los mapas de tamaño medio y pequeño, que han ganado en sensación laberíntica. Sin embargo, un año más, nos quedamos con las ganas de ver destrucción de escenarios y el efecto de la artillería sobre el entorno.

Por si todo esto fuera poco, Infinite Warfare también incluye un modo cooperativo de zombies llamado ‘Zombies in Spaceland’. Se basa en una película de terror grabada por un perturbado director en un parque de atracciones ambientado en los años 80, lleno de muertos vivientes, secretos, y con la aparición estelar del mismísimo David Hasselhoff en el papel de un enigmático DJ.

Y para el final, pero no menos importante, hemos dejado la remasterización en alta definición de Modern Warfare, el juego que supuso la explosión de Call of Duty en su vertiente online, ahora con mejoras gráficas y de sonido. Incluido en las versiones Legacy, Digital Deluxe y Legacy Pro de Infinite Warfare, podremos jugar tanto su campaña como el modo multijugador conservando toda su esencia. Esto significa variedad limitada de armas, accesorios y rachas (sólo tres), pero también significa pureza y un estilo de juego clásico que en su día fue completamente revolucionario, pausado y divertidísimo. Esta remasterización era tan demandada por los fans que puede incluso hacer sombra al juego principal… pero eso sólo el tiempo lo dirá. Para profundizar tanto en Infinite Warfare como en Modern Warfare Remastered, hemos tenido la oportunidad de charlar con Óscar López, diseñador de Infinity Ward.

Más actualidad

Este jueves sale al mercado PS4 Pro, la versión más potente y con mejoras gráficas de Playstation 4. Tiene CPU y GPU superiores, 1 Tb de disco duro y capacidad para alcanzar la calidad visual 4K mediante reescalado, además de aumentar la viveza de los colores con tecnología HDR. De salida contará con más de 30 juegos adaptados, entre ellos Infinite Warfare, FIFA 17 o NBA 2K17, y para finales de año alcanzará los 45. De 2017 en adelante, todos los juegos exclusivos exprimirán todas sus capacidades.

Los Sims 4 acaba de recibir una nueva expansión, ‘Urbanitas’ en la que podemos visitar la ciudad de San Myshuno. Tiene diferentes barrios con personalidad propia, nos obligará a enfrentarnos a los problemas cotidianos de nuestro apartamento, lidiar con los vecinos y hasta podremos convertirnos en político, crítico de arte o community manager. Son especialmente divertidos eventos como la ‘frikicom’ o el festival de las especias. Y si queremos más marcha podemos hasta irnos de karaoke.

Los amantes de las aventuras gráficas ya tienen una nueva propuesta con Yesterday Origins para PC, PS4 y Xbox One. Nos cuenta una historia a caballo entre la actualidad y la época medieval, en la que el héroe inmortal John Yesterday y su compañera Pauline tratan de repetir sin errores un antiguo ritual que tuvo desastrosas consecuencias. Para aumentar la tensión, no son los únicos que buscan los elementos para el ritual, y tendrán que sobrevivir buscando pistas y resolviendo infinidad de puzzles.

También está ya en el mercado Moto Racer 4, uno de los primeros juegos de motocicletas con soporte para realidad virtual, pero que también puede disfrutarse de la forma tradicional. Competiremos en circuito y en pistas de motocross en diferentes modos con características arcade como turbos o la posibilidad de molestar a nuestros contrincantes sin piedad. Además cuenta con modo multijugador a pantalla apartida y online hasta para 10 jugadores.

Y si lo tuyo es estar detrás del muro y en el paddock, este jueves sale a la venta Motorsport Manager para ponerte en la piel del jefe de equipo en las mejores competiciones automovilísticas. El juego nos permite contratar a los pilotos de nuestra escudería, establecer la estrategia de carrera y decidir hasta el más mínimo detalle la configuración del coche. Es un gran juego de gestión, que pone especial énfasis en el desarrollo tecnológico de los bólidos. Hasta aquí el SER Jugones de esta semana, pasadlo bien.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?