Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 10 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Juan Pérez Floristán: "En Granada han sido más listos con Manuel de Falla"

El prestigioso pianista sevillano triunfa en su paso por el Festival de Música Española

El pianista sevillano, Juan Pérez Floristán /

Acaba de triunfar en Cádiz. Su actuación en el Festival de Música Española ha servido para recordar a Manuel de Falla, su compositor español favorito. Homenaje cuando se cumplen 140 años de su nacimiento y 100 del estreno de 'Noches en los jardines de España'. También para demostrar con su repaso a Ravael, o sus bises flamencos y de jazz el enorme talento de este joven pianista sevillano nacido en 1993. La agenda de Juan Pérez Floristán está prácticamente cubierta hasta 2019 con conciertos y recitales por todo el mundo porque, a pesar de su juventud, es uno de los pianistas más reclamados, sobre todo, tras haber conseguido en 2015, el premio del concurso internacional Paloma O'Shea.

Pregunta. 'Noches en los jardines de España' cumple 100 años justo en 2016. ¿Qué le parece esta obra?

Respuesta. Es una obra magnífica y, además, la puedo tocar en el Teatro Falla, junto a un concierto de Ravel en Sol, con cosas muy españolas e incluso de jazz. Es un programa redondo total, pero, sobre todo, por el entorno. Porque no es lo mismo tocar a Falla en Cádiz que en San Petersburgo.

P. Precisamente esta semana se ha celebrado el 140 aniversario que habría cumplido Manuel de Falla. ¿Qué le parece como compositor? ¿Le gusta tocar sus obras?

R. A mí me encanta. Tengo que admitir que si tuviera que quedarme con un único compositor español elegiría a Falla sin lugar a dudas. Con otros, puedo tener dudas o hablar de favoritos en plural. Pero para mí Falla es el compositor español por excelencia.

P. Justo esta semana el propio director del Festival de Música Española o su sobrina nieta, que dirige el Archivo Manuel de Falla, han lamentado que en Cádiz no haya una mayor presencia del compositor. ¿Usted también lo echa en falta?

R. Puede ser, esto pasa en muchos sitios hoy en día. Pensamos en Mozart como el gran compositor austríaco, de Salzburgo, pero porque allí han sido muy listos, muy empresarios. Mozart, en vida, no se sentía austríaco, porque entonces no existía esa nacionalidad, así que se sentía alemán. Y los habitantes de Salzburgo se llevaban regular con él. Y después han hecho eso. Con Falla quizás en Granada han sido un poco más listos y han hecho que Falla se identifique más con Granada que con Cádiz. Esto depende de las políticas activas que lleven a cabo las ciudades donde los compositores nacieron o se formaron. Aún así, hay que tener que Falla fue muy cosmopolita. Nació en Cádiz pero se formó en Madrid y desarrolló su vida En París. Así que fue un compositor nacional, pero también universal y eso no hay que olvidarlo.

P. ¿Con qué compositor se siente identificado?

R. Es difícil. Es como si me preguntas si quiero más a mi madre o a mi padre. Me gusta mucho Ravel, que es un compositor que me llega mucho. Y, claro, Schubert, Mozart y Bartók, Vamos, lo que les gusta a todos cómo no ve a gustar a mí.

P. Ha pasado ya algo más de un año desde que, con 22 años, se llevara el concurso internacional de piano Paloma O'Shea. Pasado este tiempo, ¿qué cree que ha supuesto para su carrera este reconocimiento?

R. De primeras, uno no se acaba de dar cuenta de lo que significa, lo vives como una ensoñación, como algo que sí sabes que es importante. Pero no ha sido hasta hace poco cuando me he dado cuenta de que ha supuesto un cambio sustancial de reconocimiento, conocimiento y, sobre todo, de oportunidades para darme a conocer y hacerme valer. Para demostrar mi vía sea cual sea. Y eso es muy importante en la música porque es lo que te abre puertas para hacer tu camino. El camino lo tienes que hacer solo pero esa puerta que se abre, esa ayuda, es muy importante en los primeros pasos.

P. En su carrera, sus padres (los dos músicos) han sido fundamentales también en su formación y preparación como pianista. ¿Qué le parece la educación musical reglada en España?

R. Yo he sido autodidacta relativamente. Es verdad que yo me he formado y, como soy muy curioso, me he interesado más y he leído para aprender más. Fundamentales han sido mi madre, pamplonica, y mi padre, jerezano. Ellos me han enseñado mucho. Y, sobre la educación reglada en España, es cierto que aquí se ha practicado la misma filosofía del ladrillo. Igual que se hicieron pisos, aeropuertos o rotondas, también se han hecho muchos conservatorios. Fue desmesurado, pero nos queda el consuelo que de la cantidad, ha salido calidad. De ese sistema gigantesco destinado al colapso y lleno de burocracia, han salido muchos músicos españoles muy buenos. Los españoles triunfan bastante fuera. Yo vivo en Alemania desde hace tres años y no es que se nos rifen, pero sí que nos tienen gran consideración. Si ves que eres español y que vives fuera, esperan algo interesante de ti. No pienso que lo más inteligente haya sido lo que se ha hecho en España, porque tarde o temprano, colapsará.

P. Viene usted de América. ¿Cómo ha sido esa gira? ¿Y qué retos tiene por delante?

R. Mi viaje a Latinoamérica ha sido muy bonito. Ha sido también de maduración, porque es la primera vez que doy el salto al charco. He estado en México, Uruguay o Panamá y me alegroa mucho de saber que voy a volver a Colombia, Perú, Argentina, República Dominicana o Chile. Son culturas muy cercanas y me da pena que España no mire más a Latinoamérica. Tenemos tanto que conoce y disfrutar. Iré en verano y octubre. En enero, debuto en el Wigmore Hall, la sala más importante de Londres. Y estaré en Munich, Suiza, California o Miami. También en Abu Dabi, que es mi viaje más exótico. La verdad es que mi gira va a ser muy ecléctica.

P. ¿Todo en 2017?

R. Hay algunos en 2018, pero espero llegar a todo de una pieza. En esta profesión se trabaja con mucha previsión.

P. ¿Y mantiene su sueño de tocar en la Filarmónica de Berlín?

R. Eso espero. Pero eso es a largo plazo. Yo lo veo no como "o hago eso no seré feliz", sino que si llego a hacer eso sentiré que artística y profesionalmente habré conseguido desarrollarme y demostrar que valía de verdad. Pero eso lleva su tiempo. Es como asaltar un búnker acorazado. Mientras tanto, me queda tocar en muchas orquestas hasta llegar a eso.

P. ¿Y seguirá en Alemania?

R. Sí. Tampoco mi idea es quedarme aquí para siempre, salvo que conozca a una alemana que cambie los planes. Pero el tiempo, la comida... eso es calidad de vida. Incluso, la personalidad de la gente es muy diferente. Ten en cuenta que yo vengo de Sevilla. Pero estaré otros tres años, que se aprende mucho.

P. ¿Y ya tiene decididos los repertorios de estos próximos conciertos, por ejemplo, el de su estreno en Londres?

R. Sí, tocaré la sonata de Liszt, Debussy, Bartók, Ginastera... De todo un poco. Tengo ya los repertorios hasta de los conciertos de 2018. Los elijo yo, me gusta diseñar los programas. Me gusta cambiar, pero no constantemente, porque no podría. No soy un súper héroe.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?