Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 23 de Febrero de 2020

Otras localidades

Final Fantasy XV, una fantasía con luces y sombras

Una de las sagas de juegos de rol más aclamadas regresa apostando por el mundo abierto y los combates de acción

Esta es una de esas semanas en las que la industria del videojuego se estremece con la llegada de un nuevo gigante. Tras una larga espera de diez años, con muchos vídeos, cambios y demos de muestra que han impacientado a los fans, por fin llega al mercado Final Fantasy XV. Lo hace con un juego que no es perfecto, pero sí con la grandeza de una saga histórica que supera un transitorio bache de creatividad y estilo. Bienvenidos al mundo de Eos.

La historia de Final Fantasy XV nos pone en la piel de Noctis, un joven príncipe que se ve obligado a recuperar el trono de su reino después de que el imperio de Nilfheim lo haya tomado por la fuerza. Siempre acompañado de un grupo de tres compañeros con Gladiolus, Ignis y Prompto (guardia real, consejero y amigo de la infancia, respectivamente), uno de los mejores puntos del juego es la relación entre el grupo de protagonistas y su evolución, compartiendo horas de viaje, campamentos y minijuegos como el pinball o la pesca. A lo largo de la aventura tendrán que conocer y enfrentarse a los principales gerifaltes del imperio: el emperador Ledolas, el canciller Ardyn o la comandante Aranea Highwind.

Y todo ello en un juego de rol que apuesta firmemente por un mundo abierto gigantesco, con algunos entornos urbanos pero sobre todo naturales, con sus personajes, misiones secundarias (un poco simples y que pueden llegar a ser monótonas) y criaturas amenazantes. Para recorrerlo al estilo road movie podremos utilizar nuestro coche, el Regalia (que a partir de cierto punto de la historia podrá incluso volar), lanchas acuáticas y, por supuesto, chocobos. Esta especie de simpáticas avestruces son, sin duda, las criaturas más queridas de la franquicia, y podremos tanto desplazarnos con ellas como -¡sí!- participar en carreras.

Como en todo juego de rol que se precie, el combate es una parte muy importante de la aventura. En Final Fantasy XV encontramos combates en tiempo real sobre todo con ataques físicos, con importante protagonismo para los movimientos defensivos y con la posibilidad de realizar embestidas en grupo. El protagonista, Noctis, tiene la capacidad de teletransportarse al lugar donde lanza su arma, un truco que puede servir tanto para burlar al rival como para acercarnos a él e iniciar la carga. Es un sistema de lucha que ha ganado en agilidad, pero ha perdido en profundidad y estrategia más allá de aprovechar los accidentes del terreno o buscar la retaguardia enemiga. Lamentablemente la magia ha quedado relegada a un segundo plano con usos en forma de objeto que requieren de recarga de materiales (similar a la extracción de Final Fantasy VIII, con sus diferencias), y con las invocaciones ha pasado algo parecido: ahora son semiautomáticas y se activan, por ejemplo, cuando estamos en dificultades. Aún así viviremos ciertos enfrentamientos épicos y también podremos emprender numerosas cacerías de bestias.

El desarrollo del personaje se realiza mediante un tablero con nodos que recuerda al de Final Fantasy X. Podemos obtener habilidades para el personaje y también para el grupo en su conjunto, pero la personalización de la experiencia y las armas está lejos de otros referentes en el género o de las entregas de esta misma saga en la época de los 32 bits. La historia principal puede llevarnos entre 40 y 50 horas fácilmente, y si atendemos a secretos, coleccionables y tareas secundarias lo normal es que doblemos con holgura esta duración.

Como habéis podido comprobar, el juego está traducido al español, pero no doblado. Visualmente Final Fantasy es bastante detallado y luce a un correcto nivel, y más teniendo cuenta la amplitud del mapeado, con picos preciosistas en los juegos de luces de la magia o las invocaciones. La banda sonora de Yoko Shinomura es impresionante y alcanza la grandilocuencia de la época del casi inigualable Nobuo Uematsu, lo que supone unas cotas altísimas. Una delicia para los oídos, con temas que recordaremos durante mucho tiempo.

Más actualidad

Pokémon ha celebrado los 20 años de su propio fenómeno con el lanzamiento de las nuevas ediciones Sol y Luna para la portátil Nintendo 3DS. Se trata de uno de los mejores juegos de toda la saga en cuanto a novedades y apurado técnico, presenta la región de Alola y versiones diferentes de las criaturas para cazar. Sus únicos puntos discutibles para el gran público son algunos momentos infantiles, muy en la línea de la franquicia, pero que ya son habituales para los fans.

Badland Games ha anunciado que el juego de rol basado en la novela fantástica The Dwarves saldrá al mercado el próximo 1 de diciembre para PC, Xbox Ones y Playstation 4. La historia gira en torno a la raza de los enanos, y tendremos que acompañar a su protagonista Tungdil para conocer sus orígenes a través del reino de Girdlegard. Podremos manejar hasta a 15 personajes con habilidades diferentes.

Y finalmente Capcom ha anunciado la versión coleccionista de Resident Evil VII, un juego que será compatible con las gafas de realidad virtual Playstation VR. Contendrá una réplica a escala de la mansión del juego, un libro de arte del 20 aniversario de la saga, una memoria portátil con forma de dedo (objeto importante en el juego), cinco litografías artísticas, una carátula alternativa, y un pack de supervivencia que incluye un nuevo nivel de dificultad. Hasta aquí es el SER Jugones de esta semana, pasadlo bien.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?