Jueves, 02 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Secuestros

Una llamada del padre, única pista para encontrar a los menores

El padre, ex agente de Policía Local, llamó a las dependecias de la Jefatura donde trabajó pero después no ha podido ser localizado. A la campaña de búsqueda en redes sociales contribuye incluso el ministro del Interior

Sonia Barea, la madre de los dos niños cuyo secuestro parental denunció el 30 de diciembre, ha acudido a los juzgados de Alcalá de Guadaíra (Sevilla).

Sonia Barea, la madre de los dos niños cuyo secuestro parental denunció el 30 de diciembre, ha acudido a los juzgados de Alcalá de Guadaíra (Sevilla). / David Arjona (EFE)

Hasta el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha colgado en redes sociales el rostro de los dos niños, de 9 y 10 años, que continúan en paradero desconocido después de que el padre no los entregara en el punto de encuentro acordado el pasado 30 de diciembre, lo que motivó la denuncia de la madre.

A la difusión a través de internet se han sumado plataformas como SOS Desaparecidos.

Una llamada sobre las diez de la noche de este lunes del padre, ex agente de Policía Local, a la Jefatura de Alcalá de Guadaira (Sevilla) donde trabajó varios años, es la única pista que por el momento se tiene y con la que se trabaja para localizar al padre y a los dos menores.

La llamada, que solo duró varios segundos, fue recogida por un agente, quien asegura que era la voz de su excompañero. La Policía, que intentó sin éxito localizar después al padre en ese número de teléfono -también tiene desconectado su número de teléfono habitual desde el pasado 30 de diciembre-, espera sin embargo que esa pista puede permitir que la investigación avance.

Los niños debieron ser entregados por el padre el pasado 30 de diciembre después de haber permanecido con él desde el día 23. Ante la incomparecencia, y una vez que miembros de la Policía Nacional, de la Guardia Civil y distintos familiares intentron sin conseguirlo localizar al progenitor, la madre denunció el presunto secuestro ante el juzgado de Guardia en funciones de Granada.

CONDENADO POR MALTRATO

La madre trasladó en su día su residencia a la capital granadina con el fin de alejarse del padre de sus hijos, sobre el que pesa una sentencia firme del Juzgado de los Penal número 6 de Sevilla y ratificada por la Audiencia que le condena a dos años de prisión por un delito de maltrato habitual y a diez meses de cárcel por un delito de maltrato en el ámbito familiar en presencia de menor.

Además sobre el padre de los dos menores pesa una orden de alejamiento de su expareja, vigente hasta septiembre de 2022, mientras que tampoco puede visitar ni residir en Alcalá de Guadaíra por una orden de destierro en este sentido.

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?