Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 23 de Febrero de 2020

Otras localidades

Condenada a 7 años por maltratar a una menor y obligarla a prostituirse

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Castellón ha condenado a siete años de prisión a una mujer por traer a una menor desde Nigeria bajo la promesa de trabajar en labores domésticas

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Castellón ha condenado a siete años de prisión a una mujer por traer a una menor desde Nigeria bajo la promesa de trabajar en labores domésticas y obligarla a ejercer la prostitución tras maltratarla y encerrarla en una habitación durante meses.

Los hechos probados de la sentencia explican que la procesada contactó en su país de origen, Nigeria, con la menor para ganarse su confianza y la de su madre, a las que propuso que la niña viniera a trabajar para su familia para hacer tareas domésticas.

La menor y su madre aceptaron debido a la precariedad económica en la que vivían y la niña viajó sola a la capital, Lagos, donde le esperaba una persona que seguía instrucciones de la procesada, que le proporcionó pasaporte falso y tomó un vuelo hasta una ciudad de Italia donde la esperaba la procesada.

Desde allí fue trasladada en coche junto a otra chica hasta Castellón de la Plana y se alojó en la vivienda de la procesada, donde vivía con su marido -también procesado- y sus cuatro hijos.

Allí le dijo a la menor que el viaje y la documentación habían ocasionado un gasto de 50.000 euros que debía pagar y le dijo que para ello debía trabajar en la prostitución.

La menor se negó y la procesada la encerró en una habitación sin dejarla salir y donde le daba de comer las sobras de la familia, la maltrataba y agredía con golpes con el cinturón y zarandeos de la cabeza, llegando incluso a hacerle cortes en un brazo con un cuchillo.

También le quitó trozos de uña y pelos para amenazarla diciendo que haría vudú en perjuicio de ella y de su familia.

Tras varios mese de estar encerrada y bajo maltrato y ante la falta de alternativa -pues se encontraba sola y sin conocer a nadie a quien pedir ayuda- accedió a los deseos de la procesada y se inició en la prostitución bajo la obligación de pagarle a la procesada 1.500 euros mensuales.

La víctima no podía alcanzar la suma y, tras varios años ejerciendo la prostitución obligada bajo amenazas y tras haber entregado ya una suma próxima a los 20.000 euros, decidió escaparse y pedir auxilio a un cliente.

Sin embargo, dado que carecía de apoyos y medios de vida, regresó a ejercer libremente la prostitución y en la madrugada del 22 de abril de 2014 fue recriminada por otras compañeras para que volviera a la casa de la procesada y llegó a ser agredida por ellas.

Como consecuencia de los malos tratos causados por la procesada, durante tres años la víctima sufrió un trastorno por estrés postraumático que ha precisado tratamiento psicológico.

Como consecuencia de la agresión del 22 de abril la víctima decidió denunciar la situación de prostitución obligada y la procesada fue detenida ocho días después con 3.600 euros en metálico y varias cartillas bancarias.

En el registro efectuado en el domicilio de la procesada se encontraron varias bolsas de plástico, con restos biológicos de la víctima, así como datos y fotos de varias chicas, entre ellas esta última.

Los hechos, según la sentencia, son constitutivos de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y otro relativo a la prostitución en forma de determinación violenta o intimidante a menor de edad.

Además, deberá indemnizar a la víctima con 50.000 euros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?