Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 22 de Noviembre de 2019

Otras localidades

“Se sigue condicionando a la mujer con que las carreras técnicas son de chicos”

Aurora Mourelle trabaja en el sector de comunicaciones por satélite

Mourelle, trabaja en Hispasat, y nos habla de la presencia de la mujer en carreras y puestos técnicos. /

Mourelle tiene 34 años y estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UC3M, en Leganés. Desde muy pequeña sabía que “quería estudiar una ingeniería” y más concretamente algo relacionado con el sector aeroespacial. En su casa, nunca le quitaron la idea, “al contrario que en otros casos, de chicas que conozco, a las que la familia les preguntaba si no querían hacer algo más fácil”, recuerda. Por eso, para Mourelle trabajar en el Departamento de Ingeniería de Clientes de Hispasat, siendo la responsable del área de Norteamérica, América central y Caribe, ha sido casi como un sueño cumplido, pero en el que, sobre todo, se encuentra compañeros y muy pocas compañeras.

En la universidad española más del 50 % de las estudiantes son mujeres, pero si miramos en las carreras técnicas la presencia femenina cae a solo el 25%. Una proporción que se ve en sectores tan técnicos y especializados como el de telecomunicaciones y aeroespacial. En su Departamento son 13 personas, todos hombres menos tres mujeres, una de ellas es su jefa. Cree Mourelle que esto se debe a un gran desconocimiento de lo que son los estudios y los trabajos relacionados con ellos. “Es necesario darles más visibilidad y que haya más referentes”. Pero también es muy importante, afirma, la educación. “Todavía se sigue condicionando a la mujer sobre que las carreras técnicas son de chicos”, afirma.

Sin embargo, esto que ocurre en España, también se observa en otros países.“Cuando contacto con clientes de las áreas que llevo, me encuentro con muy pocas mujeres al otro lado del teléfono”. Lejos de lo que se podía pensar, pasa hasta en países como EEUU o en los nórdicos.

Aunque, cree que la situación está cambiando poco a poco, subraya la importancia de la conciliación familiar y laboral para el desarrollo profesional de la mujer. “Pero no solo para las que tienen hijos, también las que no los tenemos y debemos conciliar”. Su experiencia personal ha sido buena porque asegura no haber sentido nunca en su trabajo, ni en su entorno, diferencia de trato ni de consideración profesional por ser mujer.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?