Domingo, 07 de Marzo de 2021

Otras localidades

Liga Santander

El Athletic despide su pobre temporada con nueva derrota y pitada al equipo

Los rojiblancos caen en un partido carente de intensidad ante el Espanyol y cierran la Liga en 16ª posición con 43 puntos

Los jugadores del Espanyol, el delantero Gerard Moreno (c), el centrocampista David López (d) y el delantero brasileño Leonardo Carrilho Baptistao, celebran el gol convertido por López durante el partido contra el Athletic de Bilbao, correspondiente a la jornada 38 de LaLiga Santander que se juega hoy en el estadio San Mamés de Bilbao.

Los jugadores del Espanyol, el delantero Gerard Moreno (c), el centrocampista David López (d) y el delantero brasileño Leonardo Carrilho Baptistao, celebran el gol convertido por López durante el partido contra el Athletic de Bilbao, correspondiente a la jornada 38 de LaLiga Santander que se juega hoy en el estadio San Mamés de Bilbao. / Javier Zorrilla (EFE)

El Athletic Club y el RCD Espanyol cerraron este domingo la temporada en San Mamés con una victoria corta pero clara del equipo periquito, que pudo golear, y una gran pitada al bilbaíno, que tras una temporada más que decepcionante finalizó la campaña a la altura de sus peores días del curso.

Los de David Gallego remataron su buen final de Liga desde la llegada del nuevo técnico con un gran encuentro en el que un tempranero gol de David López, de cabeza a saque de córner de Pablo Piatti, le dio tres puntos con los que sumar 13 de 15 posibles en las últimas cinco jornadas.

De haber estado más finos Leo Baptistao y Sergio García, que hicieron un buen partido, el Espanyol podría haber ganado por goleada.

Al Athletic el penoso espectáculo de hoy, de sus peores partidos en una campaña con muchos muy malos, fue castigado con la definitiva decimosexta plaza en la tabla, de las peores de su historia.

En lo futbolístico, la despedida de José Ángel Ziganda como técnico estuvo a la altura del resto del curso y San Mamés lo sancionó con una tremenda pitada final de dos minutos de duración.

La desaprobación de la grada la escucharon los jugadores rojiblancos en el centro del campo y aplaudiendo a sus aficionados, aunque los pitos arreciaron cuando se dirigían a los vestuarios.

Tras un amago de ataque de Lekue por la banda izquierda, abrió pronto el marcador el Espanyol con un gol de córner. Piatti puso el balón desde la esquina y David López, absolutamente solo al borde del área pequeña, cabeceo tan fuerte que Kepa solo pudo despejar hacia adentro.

Se durmió el choque con alguna llegada, pero sin peligro, sobre el área visitante, hasta que un remató alto algo forzado de Aduriz, tras controlar un buen centro de Muniain, abrió unos minutos con más ocasiones.

Muniain enganchó desde la frontal un disparo que mandó a córner Diego López, Williams peinó desviado un córner botado por Beñat y Aduriz poco pudo hacer más que rematar como fuese un centro de Lekue.

Al otro lado del campo, Gerard Moreno tuvo el 0-2 en sus botas tras una gran jugada por la derecha de Baptistao, pero se le cruzó Unai Núñez para bloquear el remate; y un eslalon horizontal de Sergio García amenazó con poner en apuros a Kepa.

Una vez más, no acabó contenta la grada con la actuación de su equipo en la primera mitad. Y menos lo estuvo con la primera mitad de la segunda, en la que el Espanyol acarició hasta cinco veces el 0-2. Tres veces en jugadas de Baptitao mal finalizadas y otras dos de Sergio García, más intencionadas en la definición.

Clarísima una colada del brasileño por la banda derecha en la que cualquiera de los dos compañeros que estaban solos en el área podían marcas a puerta vacía. Pero sirvió muy atrasado el balón a Gerard, que no pudo rematar.

También muy clara una contra también del brasileño tras córner local con la que se plantó solo ante Kepa. Aunque se cayó en el área después de un roce con Córdoba fuera de ella.

A Sergio le salió muy centrado un disparo desde la frontal tras recibir un pase filtrado entre los centrales; y posteriormente se le fue desviada una vaselina con el exterior del pie.

Un disparo de Lekue al lateral dio aire al Athletic y abrió el último cuarto de hora, en el que a Gerard tampoco le salió bien una vaselina. En esa ocasión desde lejos y con Kepa adelantado.

Aduriz insistió en el lateral de la red en una jugada sancionada con fuera de juego y Kepa esta vez sí estaba bien colocado para evitar un gol claro de Melendo en una gran jugada 'periquita'.

No acertó el Espanyol, no estaba el Athletic y la cosa quedó en el ajustado 0-1 que no premió lo suficiente a los periquitos ni castigo lo que se merecieron a los leones.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?