Lunes, 19 de Agosto de 2019

Otras localidades

Las discotecas de los 90

Mucho bailamos en las noches de verano con temas noventeros que, casi sin darnos cuenta, han cumplido ya más de veinte años

Ricky Martin protagonizó una buena parte de la música de baile de los años 90 /

Ya tenía una sólida carrera y nos sabíamos al dedillo temas como ‘María’ o ‘La copa de la vida’, pero en 1999 el puertorriqueño Ricky Martin ratificó su reinado en las discotecas de todo el mundo con ‘Livin’ la vida loca’, de su quinto álbum y primero enfocado casi exclusivamente al mercado anglosajón. No faltaba su canción en las discotecas de la época, pero es que los 90 nos han dejado otros clásicos que, aunque se han quedado un poco obsoletos, nos siguen despertando el ritmo en las caderas.

El grupo dominicano Proyecto Uno publicaba en 1993 ‘El tiburón’ en su segundo disco, y con eso daban gasolina suficiente para toda la década a las playas y chiringuitos de toda España. Imposible no haber caído en la red rítmica de este ‘merenhouse’, merengue con house. El baile del tiburón no era muy elaborado, así que los más aficionados a mover los pies se pasaban tardes enteras frente al espejo intentando emular al maestro Chayanne.

También puertorriqueño como Ricky Martin, al que escuchábamos antes, también por esta época, 1998, publicaba ‘Salomé’, tema infalible si había que agitarse al ritmo de la música. Eso sí, Chayanne ya llevaba nueve discos a sus espaldas y una carrera consolidada desde quince años antes. Estamos viendo que los ritmos latinos de artistas americanos eran mayoría en las discotecas de entonces, y no era fácil escuchar a un grupo español que marcase tendencia. En suelo patrio destacaba, sin duda, OBK.

Principales exponentes del tecnopop en España, han sabido tejer una larga y provechosa carrera desde los años 90, época en la que publicaban el muy pinchado ‘Historias de amor’, que tuvo un remix pocos años después para adecuarlo mejor a las discotecas y bares de copas de nuestra geografía. Hubo en aquella época una explosión musical que no tuvo buena prensa pero que también tuvo su público, el ‘mákina’, evolucionado de la ‘ruta del bakalao’ de la provincia de Valencia y que tuvo a uno de sus príncipes en el inimitable Chimo Bayo.

Lejos de ser una broma, la producción de este tema alcanzó cotas inesperadas y se convirtió en todo un icono de una época y una forma de entender la vida basada, en muchos casos, en el consumo de drogas. El house y el dance, con sus variantes, hundieron sus raíces en esta década de los 90 con temas como el inquietante ‘Ecuador’.

El tema, de 1997, correspondía al grupo ecuato-alemán Sash!, que ha continuado con su carrera discográfica pero sin tanta repercusión desde entonces. Pero en las discotecas y en las fiestas de los 90 nos podíamos encontrar muchos estilos, no únicamente el electrónico. Y es que para alcanzar lo más alto de una noche de diversión lo mejor era pinchar el ‘Amigos para siempre’.

La rumba catalana siempre ha sido apuesta segura para pasarlo bien, y el impulso de los Juegos Olímpicos de 1992 en Barcelona les llevó a lo más alto a Los Manolos. Si movemos la rueda del tiempo un poco hacia delante nos plantamos en pleno año 2000, cronológicamente todavía parte de la década de los 90, para volver a los ritmos latinos de la mano de Paulina Rubio.

El‘Yo sigo aquí’ marcaba un cambio en la trayectoria de la mexicana que durante los diez años anteriores había tenido un éxito moderado en su país pero que con el desembarco en España y su nueva imagen más movida, sensual y alocada empezaba a llegar al número uno de las listas veraniegas. Años antes, en 1993, bailábamos con un colombiano que recuperaba un tema tradicional del vallenato.

Carlos Vives alcanzaba éxito planetario con el tema de 'La gota fría' que unos años después recuperaba el gran Julio Iglesias y que se empezó a conocer fuera de Latinoamérica gracias al colombiano. Hasta Cuba nos vamos ahora para despedir esta sección de la mano de Celia Cruz, cubana de nacimiento pero que tras la Revolución de Fidel Castro fue exiliada. Pero eso no le quitó ni el humor ni el ritmo interior, y aunque ya era una diva absoluta en 1998 nos regaló el clásico ‘La vida es un carnaval’.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?