Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 21 de Julio de 2019

Otras localidades

Burela cree que el cierre anticipado de la costera será un perjuicio importante

Armadores de Burela considera que la actividad de la lonja se verá resentida y la flota tendrá complicaciones al verse obligada a regresar a puerto antes de tiempo

Pesqueros en el puerto de Burela. /

La empresa ABSA, que gestiona la lonja de Burela referente en la venta de bonito del norte en todo el cantábrico, considera que el cierre anticipado de la pesquería de bonito un "contratiempo" que va a hacer "resentirse" sobre todo la actividad de lonja, al tiempo que perjudicará a la flota que regresa a puerto antes de tiempo.

El ministerio de Pesca decidió el pasado 10 de agosto cerrar anticipadamente, el 18 de agosto, el caladero al agotarse la cuota nacional del bonito del norte con la intención de que no se sobrepase la misma y evitar que el año que viene Europa imponga sanciones. La costera se cierra así un mes, casi dos, antes de lo habitual, que suele ser septiembre-octubre.

El gerente de ABSA, Miguel Neyra, destacó que la flota tiene "un problema y una preocupación" ante esta situación porque según destaca tendrá que regresar a puerto y regresar a sus actividades habituales.

Por otro lado, hizo hincapié en que también es un problema “importante” para los comercializadores e indicó que "hay que tener en cuenta que en plena campaña para ellos es una vía de entrada muy importante de cara a captar nuevos clientes y diferenciarse en los mercados”.

Neyra entiende que "el balance final no va a ser bueno, a pesar de que julio fue un mes con buenas capturas" en este sentido insistió en que independientemente de que los números puedan acompañar, el hecho de que se cierre en agosto será “un perjuicio muy importante" y apuntó que "regresar a su pesquería habitual a veces es posible y otras no, porque también tienen sus complicaciones y tienen que cumplir sus cuotas”.

Desde ABSA, su gerente también explicó que las cuotas para el bonito no se han movido en los últimos años, sin embargo en las últimas tres campañas se han producido "un cambio importante en quién y cómo se ha pescado". Así, señaló que las últimas tres campañas -que "son las que se han cerrado"- se ha replicado el comportamiento del bonito que en lugar de dirigirse a Irlanda, se acercó al Golfo Vizcaya.

Siguiendo este argumento, Neyra, recalcó que la flota de cebo vivo se sumó en este punto a la costera realizando un gran número de capturas, lo que entiende que propició que se agotase la cuota. En su opinión si la costera se desarrollase de otra manera sin entrar la flota de cebo y hasta el mes de octubre sería mejor para la flota de cacea que son la mayoría de los barcos gallegos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?