Miércoles, 14 de Abril de 2021

Otras localidades

Compromís pide que se exhiban en Valencia parte de los cuadros trasladados desde el Prado durante la Guerra Civil

Escucha la entrevista en H14 a la doctora en Historia del Arte de la Universidad de Valencia Maite Ibáñez contando cómo se desarrolló la mayor evacuación de obras de arte de la historia

 La Conselleria de Cultura estaría en principio "encantada" si el Museo del Prado decide ceder esas obras para hacer una exposición. No obstante, se trata de una decisión que corresponde al Senado y al Museo del Prado. Y como indica el senador de Compromís, Carles Mulet  "sin que suponga un cargo económico al Consell".

 En Valencia, durante casi un año y medio de Guerra Civil, estuvieron los tesoros del Prado, la Biblioteca Nacional y otras joyas del patrimonio artístico español evacuadas por el Gobierno de la República de un Madrid asolado por los bombardeos.

1.868 cajas, casi 140 toneladas. Llegaron a Valencia, luego pasaron por Barcelona y finalmente cruzaron la frontera francesa y de ahí, en tren hasta la Sociedad de Naciones en Ginebra. Todo fue preparado a conciencia, durante el transporte y una vez que llegaron a la capital valenciana.

Maite Ibáñez, doctora en Historia del Arte en la Universidad de Valenciana, explica a la Cadena SER que entre los héroes que lo hicieron posible estaba el cartelista valenciano Josep Renau, entonces director general de Bellas Artes, principal impulsor de la política de evacuación, y el Arquitecto Conservador del Museo del Prado, Jose Lino Vaamonde. Idearon dos refugios a prueba de bombas: las Torres de Serranos y El Patriarca. Un refugio para que obras maestras como Las Meninas o las Majas de Goya no sufrieran ningún percance y se conservaran en condiciones óptimas. Sobre todo durante el transporte.

Obras de Goya, Ribera, Rubens, Velázquez, Murillo. El único accidente que sufrieron los 525 cuadros que salieron del Prado tuvo lugar en Benicarló, durante el traslado del tesoro de Valencia a Barcelona en marzo de 1938. Un trayecto que se hizo a 15 kilómetros por hora, para no dañar las obras. Al pasar por ese municipio, el balcón de una casa recién bombardeada cayó sobre las cajas que protegían los cuadros. El desprendimiento desgarró de forma grave las telas de El dos y el tres de mayo de Goya, que fueron restauradas en el castillo de Peralada.

Fue casi un milagro: la mayor evacuación de obras de arte de la Historia.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?