Domingo, 07 de Marzo de 2021

Otras localidades

El Gobierno da por sentado el cierre de Vestas en León y trabaja con la empresa en "alternativas industriales" para la zona

La multinacional apuesta ante el Gobierno por potenciar las factorías de Vivero y Daimiel

La ministra de Industria, Reyes Maroto, conversa con el presidente del Comité de Empresa, tras la reunión que mantenían la semana pasada en Valladolid

La ministra de Industria, Reyes Maroto, conversa con el presidente del Comité de Empresa, tras la reunión que mantenían la semana pasada en Valladolid / Nacho Gallego (EFE)

El Gobierno da por hecho el cierre de Vestas en León y apuesta por buscar alternativas industriales para Villadangos. Así lo han manifestado los ministerios de Transición ecológica e Industria tras el encuentro que este lunes mantenían en Madrid con representantes de la compañía danesa. En un comunicado conjunto entre ambas carteras se especifica que a partir de ahora y tras "la decisión de la empresa de abandonar la provincia leonesa" el gobierno y Vestas "una línea de negociación permanente y directa, al más alto nivel, para que en los próximos días se trabaje en la búsqueda de alternativas industriales para la zona de Villadangos". 

El ejecutivo habla de buscar otras opciones que minimicen el impacto de la pérdida de empleo en la provincia de León. Con esa idea de recolocar a los trabajadores se trabajará durante nuevas reuniones que se mantendrán en los próximos días.

Por contra, desde la empresa han valorado el cambio de rumbo del Gobierno en cuanto a política energética, primando las energías verdes como la eólica y, por ello, han reafirmado ante el Ministerio su apuesta por convertir a las otras dos plantas asentadas en España, en Vivero y Daimiel concretamente, para convertirlas en referentes de producción para Europa.

Los resultados del encuentro no convencen a los trabajadores de Vestas en León. Aseguran que se trata de una treta más de la empresa para ganar tiempo, confirmar su decisión de cerrar la planta de Villadangos y, al tiempo, de no quedar mal con el ejecutivo central.

El presidente del comité de empresa, Juan Francisco García Cabezas, ve inviable las recolocaciones que propone Vestas en sus fábricas de Vivero y Daimiel. Es más, cree que tras el cierre de León llegarán los de estas otras dos plantas ya que "en Vivero trabajan produciendo piezas para nosotros".

García Cabezas ha recibido con decepción los resultados de este encuentro en Madrid ya que "si ayer teníamos incertidumbre hoy tenemos la certeza de que Vestas está más cerca de conseguir cerrar la planta de Villadangos". En cualquier caso, desde el comité continuarán con todas las medidas de protesta previstas para esta semana, en especial, la manifestación que el jueves por la tarde recorrerá las calles de León para pedir la defensa del empleo en Vestas.

Hay que recordar que en juego están más de 350 puestos de trabajo directos a los que hay que sumar los cerca de 200 temporales cuyos contratos ya han sido rescindidos. El comité de empresa cifra en unos dos mil trabajadores leoneses los que podrían estar afectados por el cierre de Vestas de manera indirecta.

Por lo pronto, Vestas ha pospuesto la presentación del ERE de extinción para los trabajadores de Villadangos a la espera de que prosigan las negociaciones con el Gobierno.

 

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?