Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 16 de Noviembre de 2019

Otras localidades

"Me estoy poniendo de mala hostia"

Habla en la SER el segundo constructor en dos días, por la llamada de Quiñones a Ulibarri, visiblemente molesto por la forma de proceder del Consejero de Fomento, cuyas explicaciones en las Cortes de CyL restando importancia a la llamada tampoco convencen

Carretera Le-413 en la provincia de León /

Continúan las reacciones de las empresas constructoras 'damnificadas' por la llamada telefónica del Consejero de Fomento y Medio Ambiente Juan Carlos Suárez-Quiñones al empresario José Luis Ulibarri ofreciéndole una obra de una carretera de León.

En la Cadena SER recogemos las quejas de otro empresario, el segundo en dos días, del centenar que concursaron para optar a la citada obra. Se trata de Ricardo Vidal, responsable de la empresa constructora Vidal Ferrero S.L, radicada en la provincia leonesa, que no ha ocultado su malestar tras conocer lo ocurrido. “No me había enterado, no suelo leer la prensa, me dedico por entero a mi trabajo, pero si es verdad lo que Vd. me dice se me está haciendo un nudo en el estómago y me estoy poniendo de mala hostia”.

Vidal Ferrero concursó con un presupuesto de 2.371.380,92 euros, para la obra ofertada, en concreto el refuerzo y renovación del firme en la carretera LE-413 de Villanueva de Carrizo a Valcavado.

Hay que recordar que se presentaron 100 empresas, que el concurso lo ganó la constructora Arcebansa y que una vez paralizada la obra por la quiebra de esta empresa, el Consejero Suárez-Quiñones decidió ofrecer a Ulibarri directamente la continuidad de los trabajos en una conversación grabada por la UDEF (Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional). Se da la circunstancia de que José Luis Ulibarri, que en la actualidad está en prisión provisional desde el pasado 6 de Julio, no se presentó al citado concurso.

Y es precisamente este hecho el que saca de quicio al constructor Ricardo Vidal: “Me parece fatal, lo lógico es que se notifique a los siguientes que participaron en el concurso”.

Este argumento es el mismo que utiliza otro empresario, que también optó a este concurso, para criticar la actuación del Consejero de Fomento. Se trata de uno de los administradores de la empresa Excavaciones Franco; Cayetano Franco, que además es el Presidente del Club de Balonmano Ademar de León y que también incide en lo mismo: “La forma de proceder del consejero no es la habitual", ya que lo normal en estos casos, según Cayetano Franco es que si hay algún problema “sea un técnico de la Consejería el que ofrezca acabar la obra a las empresas que quedaron en segundo o tercer lugar y nunca a una que ni siquiera concursó".

La propuesta de Excavaciones Franco, radicada también en León, tenía un precio de 1.852.641 euros. La oferta ganadora fue la de la empresa Arcebansa con 1.752.154 euros.

El pasado 5 de Septiembre, el Consejero de Fomento y Medio Ambiente Juan Carlos Suárez Quiñones, defendió su actuación "honesta, limpia y legal" en una comparecencia en las Cortes de Castilla y León en la que aseguró que ha sido la "cabeza de turco de la oposición, que no deja de buscar casos de corrupción”.

En esa comparecencia Suárez-Quiñones defendió, que su relación con el empresario leonés José Luis Ulibarri es "normal como la de cualquier otro empresario" y que de los más de 1.000 contratos de obra realizados desde 2015 por su Consejería no se licitó ninguno con la empresa de Ulibarri. Así el consejero ha insistido en que no hubo trato de favor y que si recurrió al empresario fue para dar respuesta a un problema siempre sobrevenido porque lo que urgía era terminar la obra.

PSOE y Podemos le han pedido de manera reiterada la dimisión al consejero porque consideran que sus explicaciones no son suficientes. Ana Sánchez, secretaria de organización del PSOE de Castilla y León, insiste en que de las 99 empresas que restaban a las que la Junta podía haber llamado, se llamó precisamente a una que no estaba en el concurso.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente también ha querido aclarar que si dijo la frase de "yo soy la administración" era para aclarar que no era una llamada particular y así ha querido justificar esta frase y restar importancia a estas declaraciones; algo que no ha convencido a la oposición cuando le han preguntado por qué eligió llamar precisamente a José Luis Ulibari y no a otro empresario, Quiñones ha respondido con otra pregunta: "¿Y por qué no?".

Unas explicaciones que como hemos visto no convencen tampoco a los empresarios directamente afectados.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?