Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Diez meses de trabajo en la granja porcina de Balsa de Ves

El testimonio de una extrabajadora recoge diversos casos de explotación laboral y maltrato animal

Joyce Riveiro ha estado diez meses trabajando en la granja reproductora de cerdos de Balsa de Ves (Granja de Ves), perteneciente al Grupo Sanchiz, que tiene otras dos en la provincia: las de Bonete (Inversiones Ganaderas Porcinas) y Chinchilla de Montearagón (Pequechín).

La ex trabajadora ha denunciado en Radio Albacete haber sido despedida -alegando la empresa cese de contrato- tras tratar de servir de enlace sindical en la empresa, para denunciar las prácticas que califica de inmorales hacia los animales y las personas.

Denuncia discriminación salarial en las mujeres de 200 euros menos mensuales, y casos de explotación por no permitir coger la baja durante enfermedad, relatando entre otros, el caso de un compañero de trabajo de durante nueve días asistió con el pie roto.

No son las únicas denuncias. Respecto al trato de los animales, reconoce haberse negado a realizar algunas prácticas que no contaban con supervisión veterinaria, como realizar cesáreas, que "acaban con todas las cerdas muertas", según asegura. A su vez, apunta que "se matan lechones a golpes, se dejan agonizando sin sedación", y ella misma estaba encargada de asistir partos, o la suministración de antibióticos o vacunas, "sin contar con ninguna formación en veterinaria".

Grupo Sanchiz

Dicha granja, que comenzó su actividad en 2008, estima una producción anual de 100.000 lechones. Para ello, asegura la extrabajadora, "cuenta oficialmente con 2.500 cerdas, aunque al menos tendría 4.000 dado el número de lechones mensuales".

En la granja habría actualmente una veintena de trabajadores, que proceden de localidades rurales colindantes, como Ayora, Casas-Ibáñez o la propia Balsa de Ves.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?