Últimas noticias Hemeroteca

, 09 de de 2019

Otras localidades

El incendio de Llutxent, dos meses después

Es uno de los incendios mas importantes sucedidos en la Comunitat Valenciana en los últimos años. Sobre el terreno, el equipo de A vivir CV comprobó que no se están haciendo tareas para evitar la degradación del ecosistema.

Han pasado dos meses desde la extinción de uno de los incendios mas importantes sucedidos en la Comunitat Valenciana en los últimos años.

Se vieron afectados los municipios de Gandía, Llutxent, Pinet, Ador, Barx y Quatretonda. Por tratarse de una zona denominada Interfaz Urbano Forestal, se quemaron mas de 40 viviendas.

El equipo de A vivir CV recorrió las zonas mas castigadas por el fuego, con el ingeniero forestal, Ferrán Dalmau. ( Medi XXI Gestión de Servicios Ambientales)

Actualmente, el Ayuntamiento de Gandía está vehiculando las ayudas a las propiedades afectadas por el incendio. Y aunque Gandía es uno de los pocos municipios de la CV con un Plan de Prevención de Incendios Forestales aprovado, el Regidor de Gestió Responsable del Territori, Xavier Josep Ródenas, se mostró crítico con la falta de planificación territorial arrastrada desde hace décadas.

Ferrán Dalmau y otros expertos advierten de la excepcionalidad del incendio de LLutxent por razones metereológicas, aunque también aclaran que este año y por primera vez en decenios, la Generalitat Valenciana, ha convocado ayudas para la prevención local de incendios forestales. Años de desdén han motivado que nuestros montes acumulen una biomasa incontrolable en caso de un incendio complejo como el que nos ocupa.

El 80 % de los municipios en zona de riesgo en la Comunitat Valenciana, no tienen plan de emergencias, a pesar de estar obligados por ley desde 2005. En la Comunitat Valenciana hay aprobados 61 Planes de Prevención de Incendios Forestales y están pendientes 464.

Esta es la responsabilidad pública, pero los propietarios de viviendas en zonas forestales de riesgo, también son responsables legales.

En la Ley 17/2015 de 9 de julio, se establece el deber de cautela y autoprotección de los propietarios.

Los incendios no acaban con la extinción. Ahora serían necesarias medidas para que el ecosistema no se degrade. Comprobamos que estos trabajos aún no se están realizando, con el consecuente riesgo. Un centímetro de suelo tarda mas de 1000 años en formarse.

Por suerte, en el recorrido que realizamos, hay una zona de alcornoques que se está regenerando. Claramente la naturaleza sale adelante.

Voces de todo el mundo alertan sobre la aparición de incendios diferentes, mas complejos y mas mortíferos.

Ya que la ausencia de planificación ha llenado de viviendas el entorno forestal, ahora resta mas compromiso público y privado para prevenir desgracias humanas como la de Grecia.

Fotogalería

Zona afectada por el incendio de Llunxent dos meses después / Cadena SER

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?