Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 19 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Bidasoaldeko Lagunak ve la enfermedad de los pinos como una oportunidad para recuperar los bosques naturales

El movimiento ecologista lleva años avisando de la amenaza de la promoción del cultivo de eucalipto y considera básico blindar los suelos públicos de la CAPV para evitar que sean pasto de los cultivos comerciales madereros

La enfermedad de los pinos conocida como banda marrón o banda roja, se aprecia en los montes de Gipuzkoa.l /

 

Tras décadas de enfermedades provocadas por el propio modelo de producción intensiva basada en el uso masivo de especies exóticas, parece que la decadencia del pino insignis es irreversible, ya que un sinfín de patologías de origen fúngico y otros vectores están afectando sobremanera a su estado fitosanitario: banda marrón, banda roja, fusarium, procesionaria, etc.

Según el Inventario Forestal, los bosques naturales (robledales, hayedos, bosques mixtos, encinares, etc.) ya han desaparecido del 75% de las casi 723.000 ha que posee la CAPV, de las que sólo el 31,70% son suelos públicos.

Asimismo, el movimiento ecologista lleva años avisando de la nueva amenaza existente sobre nuestras montañas, en cuanto a la promoción del cultivo de varias especies de eucalipto, de origen australiano y carácter invasor. Por ello Bidasoaldeko Lagunak alerta que, dada la situación fitosanitaria del pino radiata y de otras especies exóticas cultivadas, existe un riesgo real sobre todo en Gipuzkoa para clonar el más duro escenario forestal vasco, Bizkaia, donde gracias al modelo PNV se ha expandido ya el cultivo intensivo de eucaliptos hasta las 17.000 ha. Igualmente, debemos estar atentos al probable impulso para la plantación masiva de otras especies exóticas “sustitutivas” del pino radiata: abeto Douglas, sequoias, o criptomeria.

Es básico blindar los suelos públicos de la CAPV en el nuevo escenario forestal a consensuar, evitando a toda costa que éstos vuelvan a ser pasto de los cultivos comerciales madereros. A modo de ejemplo, hay que remarcar las más de 33.000 ha de montes de utilidad pública de Gipuzkoa, de las cuales 26.000 ha son propiedad de 39 Ayuntamientos, y el resto de Mancomunidades y Parzonerías y de la Diputación Foral. Garikoitz Plazaola, ha puesto voz en el HxH Irun a la preocupación que hacen pública desde Bidasoaldeko Lagunak.

 

 

La única medida urgente es modificar el actual modelo productivo en nuestras montañas y cuencas hidrográficas, y no pretender extender las fumigaciones químicas masivas, intoxicando suelos, campos de cultivos, captaciones de agua y ecosistemas.

Desde Bidasoaldeko Lagunak proponemos seis criterios mínimos que se debieran tener en cuenta:

1. Garantía de participación plural y real de todos los sectores implicados: Diputaciones, Ayuntamientos, asociaciones de propietarios forestales y del sector profesional de la madera, universidades y organizaciones científicas, organizaciones ecologistas, asociaciones naturalistas, etc.

2. Respeto estricto al cumplimiento del marco jurídico vigente en diversas materias: aguas, cambio climático, Ley de responsabilidad medioambiental, biodiversidad, Red Natura 2000, etc. Formulación de una nueva regulación normativa que ordene y limite territorialmente los usos forestales, es decir, donde proteger y donde producir madera

3. Restauración e implantación exclusiva de bosques naturales en toda la Red Natura 2000 susceptible de acoger hábitats forestales en la CAPV, recuperando aquéllos en 15.000 ha privadas ocupadas hoy en día por cultivos forestales exóticos

4. Eliminación de subvenciones públicas perversas y contrarias al Medio Ambiente, ligando la nueva política forestal al impulso de un verdadero desarrollo rural en el sector primario

5. Incremento importante de subsidios públicos a los propietarios privados (1) de bosques naturales, y (2) de cultivos exóticos en la Red Natura 2000 para su reversión a bosques naturales

6. Restauración e implantación exclusiva de bosques naturales en todos los suelos públicos forestales de la CAPV (de Ayuntamientos, de Cuadrillas, de Mancomunidades y Parzonerías y de las Diputaciones Forales) ocupados por cultivos exóticos, renunciando así a la producción maderera en terrenos de titularidad pública mediante su conversión en áreas forestales nativas: 55.000 ha

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?