Domingo, 20 de Junio de 2021

Otras localidades

Eva Reyes

'Una política agotadora'

La dimisión de maría Dolores de Cospedal del comité ejecutivo del Partido Popular

La Línea de la Concepción

Aunque sólo a medias, finalmente, cayó. La ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal anunció ayer su dimisión del comité ejecutivo, máximo órgano de dirección del partido, tras la difusión de sus conversaciones con el comisario encarcelado José Manuel Villarejo que revelan, entre otras cosas, cómo encargó un informe para investigar a su compañero de partido Javier Arenas. Cospedal, sin embargo, mantiene por el momento su escaño en el Congreso, y por tanto su condición de aforada, y la presidencia de la comisión de Exteriores, aunque habrá que estar atentos al devenir de los acontecimientos, es decir, a la aparición o no de nuevas grabaciones.

En estos tiempos de política convulsa y sucia en muchos momentos, el listón de la ejemplaridad está, curiosamente, también más alto. Unos más y unos menos, los políticos y los partidos son, hoy día, más presos de sus palabras y posicionamientos, y era bastante evidente que, tras la campaña del PP contra la ministra de Justicia, Dolores Delgado, a la que sólo le salva quizás la connotación privada de sus coincidencias con Villarejo, Cospedal no podría irse de rositas.

Lamentablemente, no hay atisbo de autocrítica en la renuncia a medias de Cospedal, que la justifica en los múltiples ataques sufridos tras la difusión de sus conversaciones con Villarejo y para evitar que estos se hagan extensivos a su formación política, afirmación extraña ésta última, ya que posiblemente el PP sea el partido al que más le cuesta admitir errores, asumir responsabilidades y exigirlas a sus representantes e incluso aceptar sentencias judiciales.

Quizás los partidos políticos, especialmente los tradicionales, deberían hacer un acto de reflexión. Si deciden elevar el listón de la ejemplaridad, algo que por otra parte no tendría que ser necesario sino un proceso natural, no sólo pueden exigirlo al contrario, sino también, y sobre todo, ver la viga en el ojo propio. O quizás atenuar su beligerancia a sabiendas de que, más temprano que tarde, aquello que critican salpicará sus filas. De camino nos ahorrarán a los ciudadanos una actitud que ha empezado a ser agotadora y que, lejos de acercarnos, nos aleja irremediablemente de la política.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?