Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 22 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El juzgado no ve prevaricación en la causa por los supuestos favores de la Diputación a cazadores multados

El juzgado de instrucción número 3 de Vitoria ha archivado la investigación que había trasladado la Fiscalía

El juzgado de instrucción número 3 de Vitoria ha archivado la causa de los supuestos favores de la Diputación a cazadores furtivos /

No hay prevaricación ni ningún otro tipo de delito en los supuestos favores de la Diputación de Álava a los cazadores furtivos o que han cometido diversas infracciones. Es la conclusión a la que ha llegado el juzgado de instrucción número 3 de Vitoria que, según ha podido saber la CADENA SER, ha archivado la causa que había abierto a petición de la Fiscalía.

A raíz de la denuncia de un guarda forestal, en el último año la Fiscalía de Medio Ambiente de Vitoria había estado investigando los expedientes sancionadores abiertos por la Diputación a los cazadores. Por un lado, halló que en una docena de estos expedientes existía la posible comisión de delitos por caza ilegal, furtivismo y maltrato animal, y denunció los casos ante los juzgados. Paralelamente, abrió una investigación para conocer si la Diputación había cometido prevaricación o tráfico de influencias al rebajar, archivar o dejar caducar algunas de las denuncias impuestas por sus guardas forestales.

Tras meses de indagaciones, la Fiscalía trasladó sus sospechas al juzgado de instrucción número 3 que ha decidido archivar la causa. Fuentes jurídicas han señalado a la CADENA SER que un informe de la Ertzaintza ha sido clave para que el juez haya adoptado esta decisión.

"Ya tengo quien me la quite"

Los supuestos favores de la Diputación a los cazadores que son denunciados en el monte habían sido avisados por varios guardas forestales. “A mí alguna vez me han dicho ‘pues tú denuncia o haz lo que tengas que hacer, que yo ya hablaré con quien tenga que hablar'”, explicaban dos guardas forestales de la Diputación en una entrevista concedida a la CADENA SER. “Ya tengo quien me la quite”, les decían algunos cazadores cuando los estaban multado. “¿Y ha pasado que se las han quitado?”, preguntaba la periodista Naiara López de Munain. “Sí, sí, claro”, respondieron los dos guardas.

A estas quejas se sumó la de un tercer guarda forestal, Andoni Díaz, que tras denunciar la situación a sus superiores en la Diputación -incluido el actual diputado de Agricultura, Eduardo Aginako-, y no obtener respuesta a sus reclamaciones decidió acudir a la Fiscalía y presentar la denuncia que, ahora, ha quedado finalmente archivada.

Como a sus otros dos compañeros, Andoni Díaz también denunció que algunos cazadores infractores le avisaban de que las multas no llegarían a buen puerto. “Tengo conocidos en Diputación y se moverán para que estas denuncias no prosperen", le espetó uno de ellos. Por su trabajo, este guarda y su familia han recibido amenazas de muerte. En cierta ocasión apareció una diana con su nombre en una señal del Parque Natural del Gorbea. También circuló una foto por las redes sociales en la que aparecía una foto suya con el cañón de un rifle y la palabra ‘Wanted’.

La Fiscalía ha investigado cerca de 40 posibles irregularidades en los expedientes abiertos por la Diputación entre 2014 y 2017. Según datos oficiales proporcionados por la institución, entre 2014 y 2016, casi la mitad de las denuncias interpuestas por los guardas forestales en el monte no prosperaron en los despachos de Diputación. 86 fueron sobreseídas, archivadas, caducadas o no iniciadas. Además, otras 18 sanciones fueron rebajadas de grado.

"La Diputación no perdona multas a cazadores"

El diputado de Agricultura, Eduardo Aginaco, siempre ha insistido en que no se han producido irregularidades. "La Diputación ni retira ni perdona ninguna multa a ningún cazador", señaló en una comparecencia en las Juntas Generales de Álava en la que justificó que los expedientes caducaban por "la insuficiencia de medios y el exceso de trabajo". Aginaco defiende que no toda denuncia en el monte tiene que conllevar una sanción y ha llegado a cuestionar el modo en el que los guardas forestales redactan las denuncias en el monte. En todo caso, el Gobierno foral ha terminado con el problema de la caducidad de los expedientes.

Pese a todo, la polémica no ha cesado en los últimos meses. La Diputación no va a sancionar a dos guardas privados que fueron denunciados por furtivismo en el coto de Manzanos. Por otro lado, tras las críticas de los grupos políticos y la aprobación de una moción en las Juntas Generales de Álava, la Diputación rectificó este pasado verano y recuperó la prohibición de llevar munición ilegal durante la caza.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?