Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 12 de Diciembre de 2019

Otras localidades

"El Pernales" quiso enderezar la Torre de Pisa

El conocido empresario de grúas de Picanya, Ricardo Cánoves Macián, se ofreció en 1972 para enderezar la conocida torre, pero los italianos no quisieron eliminar su atractiva inclinación

Ahora que la Torre de Pisa está cada vez menos torcida, según lo certifica el último informe del grupo de supervisión que ha concluido que, gracias a los trabajos de consolidación que se realizaron hace 17 años y que su inclinación se ha reducido unos cuatro centímetros, recordamos la audacia de un valenciano de Picanya.

Manuel Cánoves en sede de Gruas en Picaña / José Luis Chiclana

Hace unos días, el grupo de ingenieros formado para vigilar diariamente uno de los monumentos más icónicos del mundo, acaba de concluir que se va enderezando con el tiempo. En estos 17 años, se endereza entre 1 y 2 milímetros al año,

Las obras de consolidación fueron necesarias cuando en 1993, la parte superior de la torre llegó a tener una diferencia de más de 4 metros y 47 centímetros con respecto a la base y se pensó en el peligro de un derrumbe.

En 1998 se instalaron cuatro cables de acero, con una longitud de 100 metros y cuatro toneladas de peso cada uno, que hicieron de tirantes para enderezar este edificio de 14.500 toneladas de peso y 55,86 metros de altura.

Hace 46 años, el Ministerio italiano de Obras Públicas convocó un concurso internacional para frenar la, cada vez mayor, inclinación de la conocida torre. A ese concurso se presentaron un total de 14 proyectos internacionales, entre ellos el de un conocido empresario de grúas de Picanya, Ricardo Cánoves Macián, más conocido por su apodo de “El Pernales”. Era un hombre sin estudios, pero a pesar de ello era famoso por enfrentarse con valentía y éxito a cualquier reto profesional que se le pusiera por delante.

“El Pernales” había ideado un sistema de cables de acero y bloques de hormigón, con los cuales aseguraba poder enderezar la torre en uno o dos metros, según informó a las autoridades italianas en sus varios viajes a Pisa.

Finalmente el concurso internacional quedó desierto, no se sabe muy bien si por falta de garantías para poder cumplir su objetivo o por el temor de los pisanos a que su emblemático monumento dejara de ser conocido en todo el mundo por su inclinación.

En Hoy por Hoy Locos por Valencia recordamos aquella hazaña empresarial con uno de los hijos de “El Pernales”, Manolo Cánoves, para poner en valor la figura de su padre, un empresario valenciano forjado a sí mismo y que llegó a ser conocido en todo el mundo.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?