Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 14 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El desvío de las líneas de playas del TRAM, a punto para el martes

Ya han terminado las pruebas en la vía pegada a la Serra Grossa, para abrir el martes el túnel

Aspecto del túnel de la Serra Grossa, por donde empezarán a circular los tranvías el próximo 18 de diciembre. /

Las pruebas en una de las vías ya han concluido para que el túnel de la Serra Grossa del TRAM pueda abrirse a la circulación el próximo martes 18.

El nuevo tramo, con doble vía a lo largo de más de 1.800 metros, va a ser utilizado por las líneas que parten de Luceros en dirección a Playa de San Juan (Línea 4), El Campello (la 3) y Benidorm (Línea 1) y transcurrirá en paralelo a la avenida de Villajoyosa, bajo el macizo de la Serra Grossa, entre los apeaderos de Sangueta y La Isleta.

El túnel sustituye a la infraestructura actual, que pasa por el frente litoral y consiste en una vía única que utiliza varios túneles cortos para salvar las edificaciones y viales de Finca Adoc.

En esta primera fase que se pone en servicio el próximo martes, se ha llevado a cabo el enlace de la vía en dirección a Alicante del túnel de Serra Grossa con la vía actual. A partir de ahora, el actual tráfico tranviario y ferroviario se desviará por esta vía a través del túnel en circulación de vía única, mientras se acomete la fase segunda, el enlace de la vía dirección Benidorm del túnel con la vía actual. La parada de La Isleta está cerrada en ambas fases hasta que concluyan todos los trabajos. Para entonces, todo el tránsito se realizará por el túnel, ya en doble sentido.

Carlos Domingo, director general de Obras Públicas, explica que con esta actuación se mejora la seguridad en el tramo, y se ofrece más flexibilidad en la red tranviaria.

El túnel ya cuenta con todas las instalaciones requeridas para su puesta en servicio en condiciones de seguridad como la ventilación, iluminación, comunicaciones y los sistemas de detección y extinción de incendios, así como de evacuación en caso de emergencia y otros elementos asociados a la infraestructura ferroviaria.

Una vez finalicen la totalidad de las obras, la Generalitat convertirá en vía verde el tramo que quede sin uso ferroviario.

Recordamos que las obras, con un presupuesto total de 29,9 millones de euros, se iniciaron en febrero de 2010 y se suspendieron en octubre de 2013. Hasta esa fecha se habían ejecutado 21 millones de euros y quedan pendientes cerca de 9 millones de euros.

El 30% del proyecto en fase de ejecución incluye la instalación de la superestructura de vía, catenaria e instalaciones de señalización y comunicaciones.

Estas instalaciones inacabadas forman parte del conjunto de activos que ha pasado a gestionar FGV como parte del acuerdo alcanzado con la extinta Entidad de Infraestructuras de la Generalitat (EIGE), que establecía la cesión de todas las infraestructuras ferroviarias y tranviarias autonómicas a la empresa pública.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?