Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 20 de Agosto de 2019

Otras localidades

Jubrique celebrará el próximo 29 de diciembre su VI Concurso de Aguardiente

El Ayuntamiento también ha presentado un proyecto de geolocalización a través de Google Maps y Google Street View

Productores de aguardiente con sus alambiques /

Seranía Comunicación. El Ayuntamiento de Jubrique ha presentado la VI edición de su Concurso de Aguardiente, fiesta declarada de Singularidad Turística Provincial que tendrá lugar el próximo sábado 29 de diciembre. Además, se ha aprovechado la ocasión para hacer entrega de información turística a los establecimientos que han participado en un innovador proyecto de geolocalización, iniciativa desarrollada por el centro Guadalinfo del municipio a través de la que se ha ofrecido la posibilidad de ubicar y visualizar mediante Google Maps y Google Street View los diferentes lugares de interés de la localidad así como sus comercios y casas rurales, todo ello haciendo uso de novedosas herramientas de captación de imágenes.

Por un lado, el alcalde de Jubrique, David Sánchez, ha indicado que mediante la celebración del Concurso de Aguardiente se pretende poner en valor y dar a conocer más si cabe uno de los licores más reconocidos de la zona e icono de la rica gastronomía de la localidad. Pasado el mediodía del día del 29 de diciembre los aspirantes, acompañados de sus alambiques, mostrarán a todos los presentes el proceso de elaboración tradicional de la bebida alcohólica tal y como se hacía antaño, por lo que para aquellas personas que disfruten de este espectáculo por primera vez los participantes bien podrían parecerles auténticos alquimistas.

Básicamente el proceso de elaboración del aguardiente consiste en introducir mosto en el alambique para proceder a su destilación, consiguiendo así alcohol de alta graduación. A continuación se le añade matalahúva u otra hierba aromática al alcohol resultante y se vuelve a meter en el alambique para realizar una segunda destilación. Por último, es necesario añadir la cantidad exacta de agua al licor para rebajar la graduación alcohólica y situarla en unos 40 grados. Para obtener un litro de aguardiente son necesarios unos siete litros de mosto. Una vez elaborados todos los licores, un jurado experto analizará cada uno de ellos para determinar cuál resulta ganador de esta edición, tras lo que se otorgarán diferentes premios a los aguardientes que obtengan mayor puntuación.

Durante la tarde también se realizará una merienda en la que se ofrecerá chocolate y buñuelos y, además, todos los asistentes al evento tendrán la oportunidad de participar en una degustación del exquisito aguardiente. Además en la Plaza de Andalucía, epicentro de las celebraciones, se instalarán algunos stands con diferentes artículos creados artesanalmente en Jubrique.

Jubrique tiene una larga tradición en la elaboración de aguardiente. Su origen se remonta al siglo XVIII, cuando alrededor de las tres cuartas partes de los campos de la localidad eran viñedos. Se conoce que durante aquella época llegó a haber unos 70 alambiques repartidos entre el pueblo y sus alrededores. Desde aquel entonces el licor es reconocido por su calidad en muchos puntos de la geografía, hasta el punto de que para referirse al pueblo, los foráneos lo hacían como ‘Jubrique el del aguardiente’. Con el paso de las décadas, la llegada de la filoxera y con el trabajo de elaboración y comercialización de este licor en manos de destilerías profesionales, la actividad se vio gravemente mermada. En este punto cabe destacar que en los últimos años, posiblemente debido a la puesta en marcha del concurso de aguardiente, varios vecinos se han animado a comenzar a destilar lo que, sin duda, contribuirá a perpetuar en el tiempo el proceso de elaboración tradicional de este licor.

Proyecto de geolocalización

Mediante el proyecto de geolocalización se ha procedido a inventariar, haciendo uso de las nuevas tecnologías, los distintos espacios de interés turístico, histórico y cultural con los que cuenta el municipio. Esta iniciativa ha tenido dos fases diferenciadas: la primera fase fue dedicada a espacios públicos como monumentos, fuentes, miradores, edificios públicos o senderos y la segunda fase ha consistido en trabajar con los empresarios locales y los propietarios de alojamientos rurales para que estos tengan la oportunidad de dar a conocer sus establecimientos a los visitantes potenciales.

En definitiva el objetivo principal del proyecto de geolocalización, en el que Jubrique ha sido pionero, es que los puntos de interés, comercios y casas rurales del pueblo puedan ser geolocalizados y visualizados por parte de los visitantes a través de Google Maps y Google Street View, accediendo también a información relevante de estos espacios. Además, se persigue el propósito de formar a los empresarios locales en el uso de esta interesante herramienta, mediante la que pueden gestionar los contenidos que se muestran de sus negocios e interactuar con los clientes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?