Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 15 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Las máquinas se llevan la fiesta

Decenas de loteros han celebrado la venta de décimos premiados en administraciones vacías

Ferdinando, lotero en la administración de la calle Santa Engracia (Madrid) celebrando el Gordo. /

Este año la fotografía es otra. La imagen de celebración en las administraciones de lotería con champán y confeti ha compartido plano con otra muy distinta. Esta vez, las máquinas se han llevado gran parte de la fiesta. El sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad ha repartido suerte en la mayoría de las provincias españolas: solo Álava, Palencia, Guadalajara, Castellón y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla se han quedado sin premio. Pero decenas de loteros se han visto celebrando la fiesta más solos que la una, y es que muchos de los décimos agraciados se han vendido telemáticamente, en máquinas.

La venta de décimos a través de máquinas expendedoras para la Lotería de Navidad, el sorteo del Niño y la Lotería Nacional se puso en marcha en el año 2010. La única diferencia respecto a comprarlo de forma tradicional es física: cambia el soporte, pero se mantienen el precio, los premios y los sorteos. Este año, muchos han comprado así sus décimos, tanto es así que decenas de loteros se han enterado de que aparecían en el mapa de administraciones premiadas por las llamadas de los medios. Es el caso de los encargados de la administración de la calle López de Hoyos o Eloy Gonzalo, en Madrid. Lo mismo le ha ocurrido a Ferdinando, que ha vendido un décimo del Gordo en la administración de la calle Santa Engracia en la capital. Dice que "por máquina", pero que igualmente "le hace mucha ilusión".

Ferdinando mantiene una tradición desde hace cuatro años. Siempre se viste con traje y pajarita para la ocasión, "por si toca". "La verdad es que todos los años hacía la misma tontería de vestirme con traje y ponerme una pajarita y todos los años me tenía que ir en balde de aquí, triste y solo... Y encima ahora voy y doy el Gordo. Y ya no sé, ¿qué hago con este traje? ¿Lo vendo, lo lavo? ¿Lo llevo al tinte? También tengo una botella de champán ahí detrás, que estará caducada, porque lleva cuatro años ahí", cuenta el lotero. Dice que este año deja de ser un "gafe", aunque tendrá que celebrarlo a solas, porque a su estación de lotería no se ha acercado ningún premiado.

El Gordo, con el número 03347, se ha hecho esperar toda la jornada. Pasadas las 12 y media de la mañana, Aya, la niña revelación del sorteo del año pasado cantaba el número más esperado en el Teatro Real de Madrid. El número se ha vendido en administraciones de Cuenca, Huesca, Vizcaya, Madrid, Zamora, A Coruña, Granada, Murcia, Málaga, Valencia, Barcelona, Santa Cruz de Tenerife, Zaragoza, Alicante, Las Palmas, Sevilla, Córdoba, Albacete, Asturias, Badajoz, Baleares, Cádiz, Gerona, Granada, Guipúzcoa, Lleida, Ourense, Pontevedra, Salamanca, Soria, Almería, Burgos, Cáceres, Cantabria, Ciudad Real, Huelva, Jaén, La Rioja, León, Lugo, Segovia, Tarragona, Toledo, Valladolid y Zamora.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?