Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 22 de Octubre de 2019

Otras localidades

El último secreto Cibeles

¿Qué hace una estatua de la diosa Cibeles en el centro de Madrid? Y lo más importante de todo ¿dónde nace ese apego de los madrileños por esta divinidad pagana que casi ha acabado convirtiéndose en la patrona de la capital?

La ciudad de Madrid cuenta con numerosas plazas y jardines en cuyo centro sobresale una fuente, una estatua o un monumento. Quizá entre todos ellos destaque especialmente, por la trascendencia que ha tenido a lo largo de los dos últimos siglos, la fuente de la diosa Cibeles, colocada allí bajo el reinado de Carlos III.

Al parecer, el gusto de nuestro monarca, el mejor alcalde de Madrid decían los entendidos y podríamos afirmarlo así por la huella dejada en la capital, estaba muy relacionado con el mundo clásico y oriental. Unos dicen que el gusto de la madre del monarca, Isabel de Farnesio, por esta divinidad empujó a que la ciudad tuviera su propia estatua de Cibeles.

Una fuente a la moda

Estamos en pleno neoclasicismo e Ilustración, dos corrientes que inundaron la ciudad de Madrid en esa marea de modernización y acondicionamiento que instauró el monarca español nada más sentarse en el trono. Precisamente entre las reformas que necesitaba la ciudad estaba la de, literalmente, adecentar las calles. Y qué mejor manera que hacerlo con gracia y estilo, mandando a los mejores artistas a elaborar una obra como esta.

La fuente con su estatua fue instalada en la plaza en donde hoy la vemos, entre los años 1777 y 1782. Es obra de Roberto Michel y Roberto Gutiérrez Arribas siguiendo un diseño de Ventura Rodríguez. Y la imagen hace referencia a una de las divinidades más importantes del panteón frigio (actual Turquía) identificada con la Madre Tierra.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?