Últimas noticias Hemeroteca

Las muertes por accidentes laborales aumentaron un 29% en Madrid en 2018

La Comunidad de Madrid registró un total de 83.667 accidentes laborales el año pasado, un 5,23% más que en 2017. Los sindicatos alertan de la falta de prevención en las empresas

Madrid cerró 2018 con 72 muertos en accidentes laborales. Es un 28, 57% más que en 2017., según los datos recogidos por la Comunidad de Madrid.

Ese importante aumento se dio en un año en el que el número total de accidentes fue de 83.667, un 5% más. 

Respecto a los siniestros durante la jornada laboral, éstos aumentaron un 5,51%. Hubo 76.811 accidentes frente a los 72.799 de 2017. En este mismo periodo aumentaron los accidentes leves, un 5,48%, los graves un 8,74% y los accidentes mortales pasaron de 39 a 57.

Y en los accidentes in itínere (en el camino de casa al trabajo o del trabajo a casa)de tráficos, el aumento del 233% (10 trabajadores fallecidos), así como en relación con las patologías no traumáticas (derrames cerebrales, ictus, infartos de miocardio, etc), con un aumento del 52,38 por ciento (32 trabajadores fallecidos).

Por sectores de actividad, es en construcción en el que mayor crecimiento se produce (+16,02), mientras que en accidentes mortales lidera el aumento el sector de Industria (+75%), seguido del sector de Servicios (+44%) y del de la Construcción (+10%).

Por sexo, las mujeres continúan teniendo un mayor protagonismo en los accidentes in itínere, de tal forma que de 16.856 accidentes in itínere, 10.044 (59,6%) fueron en mujeres y 6.812 (40,4%) en hombres. Los sindicatos señalan que esta diferencia está directamente ligada a la mayor precarización del trabajo femenino, ya que a las mujeres les afecta en  mayor medida las jornadas irregulares, los trabajos parciales no deseados y la necesidad de simultanear varios empleos, lo que les obliga a un mayor número de desplazamientos.

"Falta de prevención y aumento de la precariedad"

Los sindicatos atribuyen estas cifras "alarmantes" a unas cargas de trabajo "desorbitadas". "Hay una falta de control que llevan a los trabajadores a soportar situaciones de mucha presión", dice la responsable de salud laboral de Comisiones Obreras, Carmen Mancheño, que apunta también a grandes niveles de estrés tan extremos que a veces concluyen con la muerte por infarto, ictus, etc.”, lo que se conoce como muertes por patologías no traumáticas. 

Desde UGT, su secretaria de Salud, Susana Huertas, reclama al Instituto Regional de Salud y Seguridad en el Trabajo que realice estadísticas pormenorizadas sobre las patologías no traumáticas con el fin de poder evaluar el impacto sobre la siniestralidad en la región y poder poner en marcha políticas preventivas. Y apunta que "la evolución ascendente de la siniestralidad en nuestra región ha estado ligada de manera muy clara con la degradación y precarización de las condiciones de trabajo que han propiciado las reformas laborales". 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?