Últimas noticias Hemeroteca

Las peores contraseñas informáticas de 2018

Los errores que cometemos y no hay que repetir para evitar ciberataques

Las contraseñas son la primera barrera de seguridad de nuestros ordenadores. / ()

En el top 50 de las peores contraseñas informáticas en 2018 aparece en el puesto número 1 una de las más usadas y básicas: 123456. Totalmente previsible para los que quieran hackear nuestro equipo o entrar en nuestra red social, según indica José Antonio Rubio, doctor Ingeniero en Ciberseguridad por la URJC.

Rubio recuerda que “la contraseña es nuestra primera línea de defensa, por lo que sí es débil será fácil de adivinar y nos dejará muy expuestos”. Permitirá que los hackers de forma sencilla puedan hacerse con nuestros datos personales e íntimos, de trabajo, con un perjuicio importante.

Ese top 50 encontramos también contraseñas con nombres como Charlie, Joshua, George o Jessica. También la repetición del mismo número, tan fácil de recordar como de hackear. Es el caso de 666666, en el puesto número 14 o 222222 en el 40. Igualmente se opta por poner como contraseñas de nombres de estaciones como summer o de nuestro deporte favorito, como el football.

Rubio insiste en que una buena contraseña debe contener al menos diez caracteres, entre letras mayúsculas, minúsculas, números y símbolos. No apuntarlas en papeles que se puedan perder, no usar la misma en diferentes servicios y cambiarla, como mucho, al año, son otras recomendaciones.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?