Últimas noticias Hemeroteca

, 19 de de 2021

Otras localidades

Salud

Olvidarse de la "demencia senil"

Los geriatras defienden que se destierre este término cuando hablamos de deterioro cognitivo

El 10 al 15% de personas con deterioro cognitivo leve o ligero progresan a demencia.

El 10 al 15% de personas con deterioro cognitivo leve o ligero progresan a demencia. / SERGEI GAPON/AFP/Getty Images

Uno de los principales motivos por las cuales los mayores dependen de cuidador y pierden autonomía es por deterioro cognitivo. “Antes, se asumía que el deterioro cognitivo leve era una característica normal del envejecimiento y sólo se realizaba el diagnóstico de demencia en estadios avanzados pero actualmente se realiza la detección temprana de deterioro cognitivo con el consiguiente beneficio para el paciente y su entorno”, explica Fran Soria, geriatra del Hospital Universitario 12 de Octubre y Hospital La Luz de Madrid.

El deterioro es “la pérdida progresiva de las funciones superiores del ser humano, fundamentalmente las relacionadas con la memoria, la atención y la velocidad en el procesamiento de la información”. Los geriatras reconocen que el deterioro de algunas funciones durante el envejecimiento normal, existen aquellos casos en donde hay un rápido y evidente deterioro que repercute sobre la autonomía del individuo y es allí donde se asume el diagnóstico de deterioro cognitivo leve que se sitúa entre el funcionamiento cognitivo normal y la demencia. El 10 al 15% de personas con deterioro cognitivo leve o ligero progresan a demencia.

“Es el deterioro más allá de lo que podría considerarse una consecuencia del envejecimiento normal. La demencia afecta a la memoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio. La conciencia no se ve afectada”, resume Soria.

Esta progresión del deterioro cognitivo implica pérdida de autonomía y la necesidad de cuidados por la pérdida de autonomía donde las personas se hacen dependientes para la rutina diaria en aspectos como el aseo, vestido, la alimentación, la movilidad dentro y fuera del domicilio y la realización de tareas mas complejas como las relacionadas a los trámites financieros.

Las formas de la demencia son múltiples y diversas; la enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia (entre un 60% y un 70% de los casos) pero otras formas frecuentes son la demencia vascular, la demencia por cuerpos de Lewy (agregados anormales de proteínas en el interior de las células nerviosas) y un grupo de enfermedades que pueden contribuir a la demencia frontotemporal (degeneración del lóbulo frontal del cerebro).

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?