Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 15 de Octubre de 2019

Otras localidades

La Comunidad quiere limitar que las VTC puedan funcionar entre ciudades

  • En su borrador del decreto exprés, la Comunidad de Madrid contempla la opción de inmovilizar un VTC si recoge y lleva a un cliente en un municipio ajeno al que le concedió su licencia
  • Por primera vez se va a considerar infracción muy grave la captación irregular de clientes

Concentración de taxistas en la Gran Vía de Madrid 21 enero 2019, huelga, conflicto laboral, taxi, VTC / ()

La Comunidad de Madrid ha visto las orejas al lobo, en plena 'guerra del taxi', ha decidido desarrollar un 'decreto exprés', que estaría listo en menos de dos meses, para desatascar el conflicto abierto entre los taxistas y las empresas de Vehículo de Transporte con Conductor (VTC). El Gobierno madrileño propone modificar de arriba abajo la Ley 20/1998 de Ordenación y Coordinación de los Transportes Urbanos de la Comunidad de Madrid, quiere hacerlo de forma "urgente".

En ese borrador, al que ha tenido acceso la SER, los coches VTC solo podrán trabajar en un municipio distinto al que expidió su licencia si son contratados para un viaje interurbano. Pero no podrán trabajar íntegramente en aquella zona ajena a su licencia. Es decir, un VTC con licencia en Madrid capital podrá llevar a un cliente a Móstoles, pero no podrá hacer un servicio con origen y destino en Móstoles (porque su licencia fue expedida en Madrid ciudad). Si lo hiciese, el vehículo podrá ser inmovilizado. Con esta opción, se elimina que puedan venir a trabajar a Madrid los VTC de otras ciudades cuando haya grandes eventos.

Además, por primera vez se va a considerar infracción muy grave la captación irregular de clientes. Los VTC no podrán circular por las calles en busca de usuarios y tampoco podrán estacionar cerca de lugares como aeropuertos, estaciones tren o de autobús, hoteles o centros comerciales, y nunca a menos de 100 metros de las paradas de taxi, a no ser que estén esperando a un cliente que les haya contratado. Ahí sigue estando el gran escollo. La Comunidad de Madrid deja en manos de los ayuntamientos la decisión de fijar el tiempo mínimo con el que se debe contratara un coche tipo Uber o Cabify. Los taxistas creen que el Gobierno de Madrid no puede desentenderse, "deben ser ellos los que fijen y regulen ese tiempo y no los municipios". Las organizaciones de taxistas exigen que los clientes deban contratar un VTC con una antelación mínima de seis horas. La Generalitat ofreció a los taxistas catalanes un mínimo de 15 minutos, "eso es una burla", apuntó Miguel Ángel Leal de la gremial Fedetaxi.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?