Últimas noticias Hemeroteca

Ruth Beitia dimite como candidata del PP y será Buruaga quien encabece la lista

La campeona olímpica renuncia también a sus puestos en la dirección nacional y Parlamento de Cantabria

Ruth Beitia, Pablo Casado y Gema Igual. /

Ruth Beitia ha trasladado al presidente del Partido Popular, Pablo Casado, su decisión de abandonar la vida política por razones estrictamente personales y familiares. La campeona olímpica ha agradecido el respaldo recibido por Pablo Casado y todo el PP por haber depositado su confianza en ella durante los algo más de 10 años de actividad política.

De esta manera, Beitia renuncia a encabezar la candidatura del partido a la Presidencia de Cantabria, la Secretaría de Deportes y su puesto en la Ejecutiva Nacional del PP, así como su escaño en el parlamento regional.

El PP propondrá a María José Sáenz de Buruaga, presidenta del PP en Cantabria, como candidata del partido a la Presidencia de Cantabria en las elecciones del 26 de mayo.

"Mucha presión"

Fuentes del entorno de Beitia también achacan a la gran presión mediática su renuncia. La corta carrera electoral de la campeona olímpica está marcada por dos momentos polémicos que dejaron a la deportista francamente tocada. El primero, el día de su presentación, en Santander. Con Pablo Casado y Javier Maroto a tres metros, escrutando cada una de sus palabras, Beitia no les convenció ni con su puesta en escena ni tampoco con su discurso.

El otro momento difícil para ella fue al día siguiente, cuando en Onda Cero, en una entrevista, equiparó el maltrato animal con la violencia machista. "Todos somos seres humanos", sentenció. Fue ese día cuando le llovieron miles de críticas, tanto desde las redes sociales como desde sus adversarios políticos y colectivos feministas. Incluso su compañera candidata, Gema Igual, se desmarcaba de sus palabras.

Desde entonces, Ruth Beitia no levantó cabeza y comenzó a dudar de sus posibilidades. Hasta Santander viajó Javier Maroto para convencerla de sus dudas pero la decisión ya estaba tomada. "Antes de la convención nacional, tanto Casado como el resto de la ejecutiva ya sabían que Ruth no iba a ser candidata", aseguran fuentes cercanas a la saltadora. Allí, en Madrid, el presidente del Partido Popular intentó persuadirla por última vez, una intentona que no resultó eficaz.

De hecho, sorprendió que ni siquiera esperó al final del acto de presentación de candidaturas, junto con sus compañeros. Pronunció un discurso sobre deporte de dos minutos y medio y, tras sus palabras, se fue de vuelta a Cantabria.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?