Hoy por Hoy Madrid SurHoy por Hoy Madrid Sur
Actualidad
Música

Backstreet Boys, cómo hemos cambiado

Ídolos absolutos durante un tiempo, siguen engrosando su discografía pero ya sin la repercusión de antaño

El quinteto ha regresado con sus mismas coreografías y una fórmula similar a la que les llevó al éxito / ANGELA WEISS / AFP / Getty Images

Fuenlabrada

Qué cosas. Ya casi han pasado 25 años desde que unos jovenzuelos revitalizaron el concepto nunca olvidado de ‘boy band’. Los Backstreet Boys fueron todo un fenómeno de masas para reinar durante un lustro en los palacios del pop, pero su onda expansiva se fue diluyendo con el tiempo. Ahora vuelven con un nuevo disco, ‘DNA’, las articulaciones un poco más oxidadas que antaño pero con esos bailes coordinados que tanto furor causaban y un sonido deliberadamente más maduro. ‘Don’t go breaking my heart’ fue el primer single del álbum que ahora publican y que nos sirve para remontarnos a la década de los 90.

Backstreet Boys, cómo hemos cambiado

10:29

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1548152903_433314/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La gestación del grupo no fue especialmente heroica. En la primera mitad de los 90, a un señor le apeteció ganar más dinero del que ya tenía gracias a la música y buscó a cinco chicos a través de varios casting. El resultado fue la unión artificial de chavales de entre 13 y 21 años que terminaron siendo íntimos y trabajaron varios años juntos antes de lanzar su primer single, ‘We’ve got it goin’ on’, que tuvo más éxito en Europa que en su Norteamérica natal y que supuso que separasen su estrategia y sus publicaciones a ambos lados del Atlántico. Era 1995 y al año siguiente publicaban su primer álbum al completo, un disco homónimo del que destacó ‘Quit playing games (with my heart)’.

Con gran repercusión en todo el mundo salvo, de momento, en el mercado estadounidense, el quinteto aprovechó la espectacularidad de sus producciones para promocionar su segundo trabajo, ‘Backstreet’s back’, donde iban desde la fuerza en la pista de ‘Everybody’ al ‘baladón’ pastelero de ‘As long as you love me’.

A estas alturas, hablamos de 1997 y solo dos años de conciertos por todo el globo, los nombres de A. J., Howie, Brian, Nick y Kevin ya estaban tatuados en los corazones de millones de personas. Por eso la expectación por la publicación de su tercer álbum, ‘Millennium’, que se presentó con otra efectiva fórmula amorosa, ‘I want it that way’.

Por fin con este disco lograban el número uno en el mercado norteamericano y se aupaban a lo más alto de todas las listas. De hecho las ventas de especialmente sus cuatro primeros trabajos han convertido a los Backstreet Boys en uno de los cien grupos o artistas con más ventas de la historia, con unos cien millones de copias vendidas, lo cual les pone al nivel de maestros tan prolíficos como Bob Dylan o, atención, Julio Iglesias. El siguiente disco, ‘Back and blue’, aunque no cumplió con las enormes expectativas económicas, lo cierto es que también recopiló una buena colección de billetes.

La fórmula primera volvía a ser la misma con 'Shape of my heart': canción tranquilita para derretir un glaciar. Sin embargo habíamos llegado a 2000 y por tanto al fin de una década, un siglo y un milenio. Y eso supuso que los ‘chicos del callejón’ desinflaran el enorme globo que habían creado. De hecho desde entonces hay una perturbadora sensación de que el grupo lleva mucho tiempo sin reunirse, pero en realidad han seguido trabajando, aunque no con tanta omnipresencia como antes. Aquí encontramos un parón, diferencias económicas mediante, que nos lleva en 2005 a ‘Never gone’, disco con el que recuerdan que no se han ido y que presentaron con ‘Incomplete’.

Y lo cierto es que a partir de entonces vamos a escuchar a un grupo no tan meloso y pegajoso, con toques de pop rock que oscurecían un poco su sonido y que, sin salirse de las fórmulas habituales, al menos se despegaba de esa sensación de prefabricado que tenían antes. Un buen ejemplo es el single de su ‘Unbreakable’, un potente ‘Inconsolable’ que publicaron en 2007.

Por cierto que durante una etapa uno de los miembros, Kevin, decidió alejarse del grupo, al que luego regresó. En cualquier caso vamos a avanzar en el tiempo hasta 2009 para encontrar un disco más electrónico, tecno, y que en cierto modo suponía el regreso a fórmulas sonoras que habían dejado un poco de lado. ‘Straight through my heart’ sirvió para presentar ‘This is us’.

Por ese camino transitaron, aunque con toques acústicos en ocasiones, en el álbum que seleccionamos para despedirnos, el octavo y penúltimo, hasta ahora, de su carrera, ‘In a world like this’, presentado con un single homónimo que destila el aroma a Backstreet Boys que, en realidad, nunca ha abandonado las listas internacionales.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00