Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 29 de Febrero de 2020

Otras localidades

'Sunday Bloody Sunday', el domingo sangriento irlandés de U2

Hubo varios domingos sangrientos en Irlanda con motivo del conflicto nacionalista del IRA. U2 denunció las consecuencias del terrorismo y su represión

El domingo sangriento al que se refieren los U2 con el tema que traemos hoy a 'LA HISTORIA DETRÁS DE LA CANCIÓN', “Sunday Bloody Sunday”, tuvo lugar el 30 de enero de 1972, en Derry, Irlanda del Norte. Ese territorio, el Ulster, situado al noreste de la isla irlandesa pero perteneciente al Reino Unido, fue el escenario de un larguísimo conflicto en el que los contendientes eran, por un lado, los unionistas, ciudadanos de Irlanda del Norte que querían ser británicos y eran de religión protestante, y por otro, los republicanos irlandeses, de religión católica y partidarios de separarse del Reino Unido.

Los rebeldes irlandeses se enfrentaron a los dominadores ingleses en un embrollo histórico que duraba más de dos siglos y que tuvo varios hitos, desde una rebelión en 1916, una guerra anglo-irlandesa en 1921, una proclamación en 1949 de la República de Irlanda al sur con capital en Dublín y la permanencia del Ulster bajo dominio británico. El conflicto quedó latente en Irlanda del Norte hasta finales del siglo XX, y en el periodo 1968-1998, un grupo armado conocido como el ejército republicano irlandés, el IRA, continuó su lucha contra el Reino Unido. En esos 30 años de atentados terroristas y represión policial y del Ejército murieron asesinadas más de 3500 personas.

Uno de los días más sangrientos fue precisamente ese domingo 30 de enero de 1972, cuando el Ejército británico enviado a Derry abrió fuego contra una multitud de manifestantes falleciendo 14 de ellos y dejando más de 30 heridos de bala. Fue una de tantas matanzas perpetradas por ambos bandos, pero esa en particular quedó fijada en la memoria de los irlandeses.

Y los U2 decidieron recordarla 10 años más tarde con una canción titulada “Sunday Bloody Sunday”. No es una reivindicación de nada: no toma partido por ninguno de los dos bandos. Simplemente expresa el dolor y el horror por esas muertes: “No puedo creer las noticias de hoy, no puedo cerrar los ojos y quitarme esto de la cabeza. ¿Hasta cuándo, hasta cuándo tendremos que cantar esta canción?”. Los deseos de la canción no son de revancha, sino de paz. “Esta noche, esta noche podemos ser uno” “Hay muchas pérdidas, pero, dime: ¿quién ha ganado?”. Fueron inteligentes los U2. Denunciaban el hecho, no glorificaban a nadie. No era una canción sectaria: ese es su acierto. Condenaban por igual la revolución y su represión. Y respira rabia por los cuatro costados. Hay montones de imágenes más en la letra de “Sunday Bloody Sunday”: las trincheras cavadas en los corazones, los espectadores inmunizados ante la tele comiendo y bebiendo mientras salen los cadáveres en la pantalla, las habituales referencias religiosas en muchas canciones de U2… Una riqueza de canción, con toda la intensidad y entrega de un Bono en estado de gracia.

Fotos cortesía José Ibarra

Aquel terrorismo se agotó, finalmente, en unos acuerdos de paz de 1998. Los bandos se reconciliaron tras quince años más de muertes después de publicada “Sunday Bloody Sunday”. Por ella y por muchas cosas más estuvo Bono nominado al Premio Nobel de la Paz, que finalmente no recibió. Pero para la historia ha quedado esta canción ya eterna de los magníficos U2.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?