Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 21 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Drogas y ordenadores en un juicio por secuestro en la Audiencia de Palma

La fiscalía reclama siete años de cárcel para un exmatrimonio acusado de secuestrar a un hombre para exigirle dinero

La Audiencia Provincial ha juzgado este viernes un caso de secuestro. La fiscalía pide siete años de cárcel para un exmatrimonio por secuestrar a un hombre al que conocieron en el piso de un amigo en común al que exigían 7.500 euros. La víctima logró enviar un mensaje de texto en el que alertaba a su padre sobre la retención. Un caso relacionado con el consumo de drogas y alcohol y con relatos, tanto de la víctima como del principal acusado, que no coinciden prácticamente en nada. La mujer acusada del secuestro ha negado de forma rotunda su participación en los hechos.

La fiscalía sostiene que los acusados, que tienen prohibido comunicarse entre sí o acercarse el uno al otro por una sentencia por violencia de género, conocieron a la víctima en el piso de un amigo común en Son Cladera. Salieron juntos para consumir alcohol durante dos días. Durante el tercero, la fiscal sostiene que el exmatrimonio encerró a la víctima en un piso de la zona de Cruz Roja y le maltrataron exigiéndole 7.500 euros. La víctima logró alertar a su padre y la policía detuvo al principal acusado cuando bajaba del piso con la víctima en dirección a un cajero automático.

Una versión que el acusado ha negado. Ha insistido en que su exmujer nunca estuvo presente y que la víctima le invitó a salir de fiesta y consumir cocaína, heroína, cannabis y alcohol. Dice que el presunto rehén durmió en su piso porque se había pasado con las drogas y que nunca estuvo secuestrado porque llevaba su teléfono móvil encima. No tiene una explicación clara sobre los motivos de la denuncia.

La víctima ha explicado que el acusado le intentó comprar un par de ordenadores a bajo precio y que le persiguió con el pretexto de llevarle a casa. Le invitó a salir de fiesta y luego le pidió dinero. Él, afirma, le dijo que no se lo iba a prestar, ante lo cual le retuvo en su domicilio. Durante el tiempo que salieron juntos, le estuvo pidiendo dinero en varias ocasiones.

La mujer del principal acusado ha negado estar presente durante esos tres días. La fiscalía pide siete años de cárcel para cada uno de los dos por un delito de secuestro. Además, reclama una indemnización de 6.500 euros por lesiones y daños morales.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?