Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 24 de Agosto de 2019

Otras localidades

Nadal no puede con Djokovic en la final del Open de Australia

El balear no pudo hacer nada ante el vendaval de Djokovic y cedió en tres parciales (6-3, 6-2 y 6-3) en la final del Open de Australia

()

No pudo ser. Rafael Nadal perdió ante Novak Djokovic en la final del Open de Australia 2019 por un contundente 6-3, 6-2 y 6-3 en 2 horas y 4 minutos, y no pudo sumar su segundo entorchado en Melbourne Park. El encuentro fue dominado en todo momento por el serbio, que suma así su séptimo trofeo en el primer Grand Slam del año y el 15º 'major' de su carrera.

El encuentro comenzó de la peor manera posible para Nadal. Djokovic mostró desde el inicio una pulsión competitiva superior a la del balear, tirando muy largo con su derecha, abriendo espacios con su revés cruzado y provocando los errores de un Nadal que se encontró muy incómodo golpeando muy por detrás de la línea de fondo. El serbio rompió el servicio de Rafa en el segundo juego del partido y ya no miró atrás, cediendo tan solo un punto al servicio en toda la primera manga y abrochando el primer parcial por 6-3 en tan solo 36 minutos.

Nadal comenzó al servicio en el primer set, consiguiendo amarrar sus dos primeros saques gracias a servicios abiertos que incomodaron mucho a un Djokovic que siguió sin conceder oportunidades al resto. Sin embargo, el serbio demostró tener una marcha más y rompió el saque de Nadal en el quinto juego del segundo set para colocarse con 3-2 en el marcador. El juego que le siguió fue clave en este segundo parcial y fue la primera vez en la que Nadal enseñó los dientes al resto, forzando hasta en dos ocasiones el 'deuce'. Aun así, Nole amarró su saque sin ceder siquiera puntos de rotura manteniendo así la ventaja en el set y ampliándola posteriormente tras romper el servicio del español para cerrar la manga por 6-2.

Hora y cuarto de partido y Nadal se encontró con dos sets a cero y con un Djokovic intratable que cerró el segundo set con tres saques directos consecutivos. Ante el balear, el seis veces campeón del Open de Australia y la titánica tarea de remontar dos sets de desventaja, lo que sonaba a misión imposible.Y efectivamente lo fue. En cada intercambio de fondo de pista, en cada disputaba en las inmediaciones de la red, el serbio salía vencedor.

Djokovic rompió el saque en el tercer juego del tercer set y dejó el partido casi visto para sentencia. El rostro de Nadal, que celebraba tímidamente cada punto comprometido que caía de su lado, evidenciaba que la batalla tenística pero también mental estaba de lado de su rival. Aun así el balear vendió cara su piel, tuvo su primer punto de break en este tercer set pero fue demasiado tarde, Djokovic consiguió mantener su servicio hasta el final del encuentro y cerró el partido al resto por 6-3 en un encuentro que superó por poco las dos horas de duración.

Djokovic se asegura ser no.1 con total seguridad hasta el comienzo de Wimbledon y mira hacia arriba en la carrera por ser el jugador con más Grand Slams de la historia del tenis. Con el triunfo en Australia, Nole suma 15 trofeos, está a dos de Nadal (17) y a cinco de Federer (20). Djokovic juega para la historia y su objetivo es ser el mejor tenistas de todos los tiempos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?