Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 23 de Octubre de 2019

Otras localidades

Equipos ROCA || "Estamos quitando de un sitio para poner en otro"

La Asociación Unificada de la Guardia Civil cuestiona el aumento de 150 agentes de los equipos ROCA anunciado esta semana por el director general de la Guardia Civil en el Congreso. Solo en Aragón harían falta, según esta asociación profesional, 700 agentes para todas las unidades. Los sindicatos agrarios coinciden en que la plantilla es exigua y piden más controles y seguimiento

Dos agentes de un Grupo ROCA de la Guardia Civil en una batida en la comarca de Cinco Villas en 2014 (Archivo) /

Esta semana, en la Comisión de Interior del Congreso, Luis Miguel Salvador, diputado de Ciudadanos por la provincia de Granada, preguntaba al director general de la Guardia Civil "por los altos índices de criminalidad que hay en el campo, como un fenómeno, en este sentido, muy importante y si tienen previsto algún tipo de plan para reducir esos índices".  

En su respuesta Félix Azón, respondía que "en los próximos dos meses, en relación con la 'sensación subjetiva de inseguridad' que existe en el campo, en el mundo rural, vamos a poner en marcha equipos ROCA".  Serán 150 agentes para toda España. Eso sí, avisaba: "Estamos tratando de sacar el personal de los equipos ROCA de otras unidades que pensamos que pueden; si no aumentamos el personal de momento, tenemos que redistribuir", continuaba.  Por el momento, no se ha determinado la redistribución de los nuevos equipos o cuántos agentes se sumarían a los efectivos en cada una de las comunidades autónomas o en las provincias. Para las asociaciones profesionales es totalmente insuficiente.

Actualmente, en Aragón hay 3 ROCA en la provincia de Huesca (en Barbastro, Fraga y Graus), 4 en la provincia de Zaragoza (Caspe, Ejea, Tarazona y Casetas) y 1 en la provincia de Teruel, concretamente en Alcañiz. "No se presta ni el servicio mínimo", asegura Cristóbal Soria, portavoz de la Asociación Unificada de la Guardia Civil en Aragón. E, incluso, las unidades que existen habría que reforzarlas. "Que incrementen 150 agentes, sí, pero si los detraen de otras unidades de seguridad ciudadana no estamos aumentando nada" sino que "estamos quitando de un sitio para poner en otro; es un paripé".

Sostiene que la seguridad pública se tiene que planificar de un año para otro. Según los cálculos de esta agrupación, harían falta, solo en Aragón, 700 agentes más, entre todas las unidades.

Precisamente, esta semana el director general de la Guardia Civil visitó las Comandancias de Zaragoza y de Huesca, donde confirmó el reforzamiento de estos equipos ROCA. Según los datos ofrecidos por la Guardia Civil, en Aragón, entre 2013 y 2017 la criminalidad ha descendido un 16,2%, con 23 infracciones por cada mil habitantes, la mitad de la media nacional. En 2018, la tasa de esclarecimiento de delitos ha sido del 42%, 2 puntos más que el año anterior. La comunidad autónoma se sitúa en una de las más seguras de Aragón pero sí que perciben una "sensación subjetiva de inseguridad". Sin embargo, la Asociación Unificada de la Guardia Civil cuestiona estas estadísticas. "El agente que acude a hacer las diligencias del atestado no tiene autor conocido pasa a archivo; esa es la modificación de la Ley de Enjuiciamiento Criminal", critica Cristóbal Soria. "¿Qué nos estamos encontrando? En Aragón, se produce un determinado número de delitos que pasan a desaparecer porque, simplemente, no tenemos autor conocido". Por eso, remarcan, hay que denunciar cualquier tipo de robo en el medio rural para que se puedan reforzar las plantillas.

En esta idea coinciden en las organizaciones agrarias, que piden, además, más controles y seguimiento. Cualquier refuerzo es bienvenido por los vecinos. Gasoil, maquinaria agrícola, herramientas e, incluso, cosechas... son los botines de los cacos en el medio rural. Calatayud, Valdejalón y Teruel son las zonas más afectadas, según UAGA. José Manuel Remiro es uno de los responsables de este sindicato en La Almunia, en la provincia de Zaragoza. "Al campo no se le pueden poner puertas y como no hay mucha Guardia Civil tampoco, campan a sus anchas y lo sufrimos nosotros". 

En una nave, por ejemplo, "te hacen un butrón en la puerta o en la pared o te entran por el tejado; es muy difícil poner medidas de seguridad o alarmas, en un lugar, por ejemplo, alejado, sin luz ¿cómo lo pones, cómo lo haces? Es muy complicado", afirma Remiro.

Los equipos ROCA se crearon en 2013 para la investigación y esclarecimiento de robos en el medio rural. La de Zaragoza está entre las 15 provincias con más delitos de este tipo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?