Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 15 de Octubre de 2019

Otras localidades

Esconderse tras banderas

Y las banderas volvieron a las calles. No sé ustedes, pero esto de enarbolar trozos de tela como un rito necesario para remarcar la condición de patriota -y aquí pueden colocar la patria que quieran- no termina de convencerme. Estos desfiles de pechos henchidos o esos discursos identitarios pocas veces han sido el germen de algo bueno.

Hay muchos que se esconden precisamente detrás de banderas para tapar sus vergüenzas. En esta ocasión ha servido para ver una foto que alguno intentó evitar en Andalucía: los líderes de PP, Ciudadanos y Vox juntos; Casado, Rivera y Abascal saludando al tendido.

En los últimos años estamos viendo enarbolar demasiadas banderas, como si estas fueran la solución a todo. Demasiadas banderas en Cataluña y demasiadas banderas ayer en Madrid. Lo curioso es que si cambias los escenarios -si cambias de bandera-, la base de los argumentos se mantiene, o creen que esa llamada al pueblo y a la calle, a la unidad, a la patria y a la identidad difiere mucho si saltamos de Barcelona a Madrid y viceversa.

A veces, entre tanta bandera e himno, uno echa de menos las palabras de José Luis Sampedro en defensa de una patria sensorial y global. Esa patria tranquila que tenía un origen, la infancia -las calles, lo olores y los sabores de la niñez-, y un destino, ser ciudadanos del mundo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?