Últimas noticias Hemeroteca

Solo uno de cada cuatro alumnos con autismo puede seguir en la ESO debido a la falta de plazas

Solo el 36% de los centros que atienden a estos menores imparten secundaria y solo la mitad son públicos, según un informe de la asociación NorTEA

En la Comunidad de Madrid hay actualmente 375 centros educativos con aula TEA, un aula preferente para la atención de alumnos y alumnas con autismo. Y del total, algo más de un tercio, 128, son institutos donde se imparte la etapa de Educación Secundaria Obligatoria, pero la mitad de ellos, son institutos públicos. "La oferta educativa no es suficiente", denuncian desde NorTEA, "hay una desproporción de 3,28 veces para absorber al alumnado TEA en el tránsito entre primaria y secundaria".

Según el informe de esta asociación de familias con autismo del norte de la Comunidad de Madrid, solo un 43,8% de los alumnos con trastorno del espectro autista que cursan primaria en un centro preparado dispondrán de oferta educativa en institutos de la Comunidad. Este porcentaje, resalta el informe, se reduce al 27,7% si hablamos de oferta pública: solo existen 61 institutos públicos para dar continuidad a los 220 colegios también públicos de la etapa de primaria. En cambio, la oferta disponible favorece a los alumnos matriculados en primaria en centros concertados, que "casi al 100% sí conseguirán acceder a plazas en IES también concertados".

Las salidas para aquellos alumnos con autismo que han superado la primaria con apoyos en un centro preparado se cercenan al llegar a la secundaria y, según los datos de NorTEA, casi tres de cada cinco acabarán en la modalidad educativa de educación especial. Pero aquí también hay barreras importantes. "Solo hay seis colegios específicos para alumnado con autismo bajo modelo privado y ninguno público en la Comunidad".

El informe de NorTEA (que ha contado también con la colaboración de otras asociaciones de familias de niños con autismo como Protgd y Asperger Madrid) reconoce que el incremento de estos centros con aulas específicas para estos alumnos ha sido muy importante desde 2015, llegando a casi a triplicarse, lo que obedece a una mayor demanda de alumnos con autismo diagnosticados y cuya petición de escolarización se dirige hacia este tipo de centros. "Las familias quieren evitar a toda costa que sus hijos e hijas sean escolarizados en centros de educación especial", destaca el informe, de ahí el elevado número de solicitudes para estas aulas, "insuficientes para cubrir toda la demanda existente y garantizar la libertad de las familias que eligen una educación inclusiva". La consejería de educación, preguntada por los datos sobre aulas TEA en secundaria, no ha respondido a la Cadena SER. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?