Sábado, 26 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Opinión

El caso de salmonelosis en Palencia

El comentario de Juan Francisco Rojo

El caso de los afectados por salmonelosis en Palencia tras el consumo de tortilla ha tenido una amplia repercusión, incluso nacional. Cuando la noticia salió a la luz sin trascender el nombre del establecimiento en el que se produjo el incidente, asomaron en las redes los justicieros. Los que reprochaban a la SER y a otros medios que no se diera el nombre del bar. Algunos, sin tener la más mínima idea, reprochaban a esta emisora que no daba el nombre porque el local afectado era uno de sus clientes. Luego la identidad del establecimiento trascendió y no, no era cliente de esta emisora. Lo digo por la cantidad de bocazas que pululan por las redes sin tener ni la más remota idea sobre lo que están opinando.

Daría la sensación de que querían linchar al local de hostelería que dispensó la tortilla. Pero es que la realidad tenía otra vertiente. Cuando se supo de qué bar se trataba, descubrimos que es uno de esos establecimientos de “toda la vida”, que tiene contrastada una magnífica trayectoria y una profesionalidad innegable. Es un lugar que se ha ganado el cariño, el afecto la fidelidad y el respeto de una clientela que ha atesorado día a día gracias a su buen hacer. Y luego descubrimos más. Que al disgusto por lo ocurrido, había que añadir que los hermanos propietarios también se vieron afectados por la enfermedad transmitida por los alimentos y causada por bacterias.

Es ahí donde me volví a congraciar con las redes sociales. Porque fue entonces cuando asomó la buena gente, los clientes de ese bar que reafirmaron su confianza con uno de los referentes de la hostelería palentina. Fueron los que difundieron lo evidente: que lo que hemos vivido con la salmonelosis de la tortilla le puede ocurrir a cualquiera. Por eso, conviene aplicar el principio de prudencia cuando vuelva a producirse un hecho similar. A partir de aquí, y con lo que ahora sabemos, el bar, que está cerrado porque los propietarios están afectados y no porque lo haya clausurado Sanidad, volverá a su día a día, recobrará la normalidad y seguirá operando con la misma profesionalidad de la que siempre ha hecho gala. Hasta entonces, un abrazo grande a todos los afectados, especialmente a quienes regentan un negocio familiar que no merece lo que le ha pasado.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?