Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

El Reina Sofía aplica una técnica pionera para curar la atresia de una bebé

La niña, que está a punto de cumplir tres años, hace vida normal tras superar una enfermedad que le limitaba en funciones tan básicas como comer o deglutir

Berta, acompañada de su madre, Berta Aparicio y su padre, Juan Robert. /

El Hospital Reina Sofía ha sido el primero en España en aplicar con éxito una técnica novedosa para tratar a un bebé con una fístula que conectaba el esófago y la tráquea.

La historia de este bebé, que en unos días cumplirá felizmente tres años, es una historia de esfuerzo y éxito científico. Nació en abril de 2016 de forma prematura y con atresia de esófago: una enfermedad rara, congénita, que afecta a uno de cada 3.500 casos nacidos y que supone la falta de continuidad en el esófago; eso le imposibilitaba comer e incluso deglutir su propia saliva, según ha informado el Hospital Reina Sofía.

Al nacer fue operada, lo que le llevó a estar 42 días en la UCI Neonatal del hospital cordobés; a los ocho meses fue necesaria una segunda intervención tras abrirse la fístula traqueosofágica. El riesgo es muy alto ya que la comida que pasa por el esófago hasta el estómago podía derivarse a la tráquea y a través de ésta a los pulmones. Es algo que le ocurre al 20% de los niños que son intervenidos al nacer. La segunda intervención fue ya aplicando esta nueva técnica que evitó una operación posterior más agresiva.

El éxito ha sido el de utilizar, por primera vez en España, esta técnica que consiste en “aplicar un ácido por vía endoscópica en la zona exacta en la que se había reproducido la fístula”. El nombre técnico es ‘Esclerosis de fístula traqueoesofágica por vía endoscópica con ácido tricloroacético’ y la decisión de acometerla fue tomada por un equipo multidisciplinar de profesionales de las áreas de Cirugía Pediátrica, Pediatría, Neonatología, Neumología y Farmacia. Este ácido ha sido utilizado en medicina para cauterizar lesiones cutáneas como verrugas, y en los últimos años para tratar fístulas en otras localizaciones del organismo, casi siempre en adultos. En el caso relatado, la paciente fue intervenida con esta técnica en dos ocasiones: en enero de 2017 y en mayo de ese mismo año. Dicen los facultativos del hospital que es una técnicasencilla y segura, con bajo riesgo de complicaciones, muy efectiva y menos invasiva”.

La jefa de Cirugía Pediátrica del Hospital Reina Sofía, Rosa María Paredes y la madre y el padre de la niña, Berta Aparicio y Juan Robert, han pasado por Hoy por Hoy Córdoba.

El equipo multidisciplinar del Hospital Reina Sofía junto a Berta y su madre, Berta Aparicio. / CADENA SER

Si no se hubiera tomado esa decisión la alternativa habría sido operar a través de la cavidad torácica, "lo que conlleva mayor agresión quirúrgica y mayor riesgo de complicaciones para la paciente". En el Hospital Reina Sofia se diagnostican unos cinco casos al año con atresia de esófago con fístula. El caso del bebé del que ahora se ha informado ha abierto un nuevo camino: ya se han desarrollado otras tres intervenciones similares en Córdoba.

El esfuerzo de los equipos sanitarios del hospital y especialmente de su madre, su padre, su hermana y el resto de su familia ha valido la pena. La niña desarrolla una vida completamente normal y es un placer verla comer, corretear y reírse.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?