Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 16 de Octubre de 2019

Otras localidades

Los sueños proféticos de Lucrecia de León

Felipe II conoció algunos de los acontecimientos más importantes de su reinado antes de que se produjeran. Provenían de las visiones de una mujer madrileña, Lucrecia de León, que decía tener sueños proféticos. Algunos se cumplieron con increíble precisión

Lucrecia de León nació hacia 1567-1568 en Madrid, y tuvo, desde los siete años, extrañas visiones a través de sus sueños. Era de familia humilde y sus padres temieron que esas visiones no fueran del agrado Iglesia. Al principio, Lucrecia profetizó el futuro de sus propios vecinos y otras personas cercanas. Pero luego comenzó a lanzar profecías acerca de la familia real. Una de ellas se refería a la muerte del infante Felipe, hijo de Felipe II y heredero al trono. También predijo, con un año de anticipación, la derrota de la Gran Armada en su intento de conquista de Inglaterra, así como la muerte de Álvaro de Bazán.

El proceso de Lucrecia de León

Estas profecías llamaron la atención del rey. Quizá demasiado, ya que fue la causa de que se iniciara contra Lucrecia un proceso de la Inquisición (aunque él no lo ordenó). Las autoridades eclesiásticas querían averiguar si mantenía contactos con el demonio. Se le ordenó dejar de contar sus visiones, pero ella no hizo caso.

Esto hizo que acabara detenida y fuera sometida a un exorcismo. Lucrecia reconoció que había personas que se le aparecían y le revelaban secretos: san Juan de la Cruz, apóstoles, profetas… Y también que el demonio era el responsable de sus sueños. Con semejante testimonio, la Inquisición la condenó por haber pactado con el diablo, blasfemia, falsedad y sacrilegio. La sentencia, no demasiado severa para la época: cien azotes, destierro y reclusión durante dos años en un convento. 

Otros sueños proféticos

John Lennon sonó con la melodía de “Imagine”. El excompañero de Lennon en los Beatles, Paul McCartney, también dijo haber soñado con la canción “Yesterday”. Einstein soñó con la teoría de la Relatividad, nada menos. Y hay casos más funestos, como el de un compositor italiano, llamado Tartini, que soñó con Satanás interpretando una exquisita melodía que él luego tituló “El trino del diablo”. También es muy famoso el sueño profético de Adolf Hitler. Siempre sostuvo haber soñado con una fuerza que le hizo levantarse, durante la I Guerra Mundial, y abandonar la camarilla en que dormía junto a las trincheras. Segundos después, una granada de obús la destruyó y mató a todos sus compañeros. Sólo él sobrevivió.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?