Últimas noticias Hemeroteca

Por las riscas de Uña siguiendo la ruta de las Catedrales

Una senda asciende entre las grietas de la Muela de la Madera bajo grandes fachadas rocosas por uno de los recorridos más bellos del Parque Natural de la Serranía de Cuenca

Ruta de las Catedrales de Uña (Cuenca). /

Esta semana en el espacio Nos vamos de excursión que coordina Fernando Carreras, de la empresa EcoExperience, y que emitimos cada viernes en Hoy por Hoy Cuenca, nos vamos hasta el Parque Natural de la Serranía de Cuenca para recorrer la ruta de las Catedrales de Uña.

'Nos vamos de excursión' en Hoy por Hoy Cuenca. / Paco Auñón

Para llegar, cogemos la carretera de Cuenca hasta Villalba de la Sierra y continuamos en dirección a Uña hasta que entramos al pueblo. Al bajar el último tramo de la carretera veremos un pequeño camino de tierra a mano izquierda que nos lleva hasta la antigua Central Hidroeléctrica. Por aquí dejamos el coche aparcado y empezaremos la ruta.

Este recorrido sería continuación del que realizamos del Escalerón y la Raya, de hecho la subida e inicio de esta ruta es el final de la otra. Seguimos el camino por el lado izquierdo de la laguna y comenzaremos a subir hasta la Raya. Una vez lleguemos al punto alto, en lugar de seguir el sendero hacia la derecha, que iríamos hasta la zona del Escalerón, giraremos a la izquierda para seguir por la parte alta de la Muela de la Madera y el cerro de San Roque. Desde aquí tenemos una vista impresionante de la laguna de Uña y de una gran extensión del Parque Natural Serranía de Cuenca.

Vistas de la laguna de Uña desde la ruta de las Catedrales. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Continuamos andando un poco y llegamos a una pequeña ciudad encantada con unas formaciones calizas de tormos y galerías, por los que seguiremos la senda para entrar cada vez más en la parte más bonita y más estrecha del recorrido. Avanzamos por unos pequeños callejones o grietas entre la roca que nos van metiendo a una zona algo más oscura, pero con una vista increíble. Todos estos salientes y muelas de la roca que divisamos por son las conocidas como catedrales. Por aquí tenemos que bajar poco a poco debido a las rocas y a las raíces que hay en superficie con las que podemos tropezar.

La ruta discurre por estrechas grietas entre la roca. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Lo más increíble de este paraje son las grandes paredes de rocas sobre las que encontramos una gran representación de plantas rupícolas como musgos, zapatitos de la Virgen, ombligo de Venus o culantrillos formando espectaculares jardines verticales. Al continuar el recorrido hacia debajo de la muela tenemos que pasar un punto, que es el más bonito, pero también el más complicado según nuestro estado físico. La bajada la tenemos que hacer por dos tramos de escaleras de madera realizadas con troncos y tablas de pino. Como curiosidad decir que estas escaleras las construyó Moisés, el carpintero de Valdemeca.

Tramo de escaleras de madera en la bajada de la ruta. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Una vez salimos a la parte baja veremos que a mano izquierda hay unas rocas y una abertura en la pared. Se trata de la Cueva del tío Manolo, pero si queremos visitarla debemos llevar el equipo adecuado e ir acompañado de algún profesional ya que, por la circulación de aguas subterráneas, puede ser peligroso.

Una vez bajamos la cuesta veremos ya una senda amplia que nos lleva hasta donde tenemos el coche. Esta senda va paralela al canal Uña-Villalba por su margen izquierdo. En total la ruta tiene unos ocho kilómetros. Solo hay que tener en cuenta que, por el desnivel, puede parecer más compleja, pero es una ruta fácil y merece la pena por las impresionantes vistas.

Estas grandes rocas reciben el nombre de catedrales. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?