Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 06 de Diciembre de 2019

Otras localidades

"Es una película que va a cambiar la vida del espectador"

El director bizkaino de la película "Me llamo Gennet", Miguel Angel Tobías, relata el desarrollo de una pelicula sobre la vida de la primera sordociega en obterner un título universitario en Europa

La película "Me llamo Gennet" muestra el periplo de la primera sordociega en ir a la universidad y obtener una carrera universitaria en Europa, la etíope Gennet Corcuera, una película dirigida y producida por el documentalista baracaldés Miguel Ángel Tobías.

El filme, que supone la primera incursión del cineasta en el terreno de la ficción tras una larga trayectoria en el cine documental social y comprometido, se estrena en salas el próximo 5 de abril.

Además, el 10 % de los beneficios que recaude la película irán destinados a la Federación de Asociaciones de Personas Sordociegas de España (FASOCIDE).

Basada en una historia real, "Me llamo Gennet" narra la vida de Gennet Corcuera desde su infancia, antes de ser abandonada en un centro de acogida de Adís Abeba (Etiopía), hasta convertirse en la primera persona sordociega que consigue un título universitario en Europa.

La cinta, que ha sido rodada en España y Etiopía y cuenta con el apoyo de la Fundación Telefónica, está protagonizada por Gennet Corcuera, Miriam Díaz-Aroca, Ángela Molina, Miki Molina, Zewdu W. Mariam y el propio Miguel Ángel Tobías, y cuenta con la participación de RTVE y la colaboración de Fundación Telefónica y Fundación Historias Que Deben Ser Contadas.

Tobías ha explicado en un comunicado que "en principio iba a ser una película documental, hasta que conocí a Gennet y tras muchas horas de conversación con ella, conociendo la historia de toda su vida, me di cuenta de que ésta tenía que abordarse desde un gran proyecto de ficción y con ella como actriz en la etapa adulta".

Gennet Corcuera, no ve, no oye ni tiene olfato, y con tan sólo 2 años, en el año 1984, tras quedarse sordociega debido a una infección, fue abandonada en un orfanato, en una Etiopía "azotada por el hambre y la miseria".

Podía haber sido el final, pero el destino salvó a Gennet cuando la española Carmen Corcuera se cruzó en su vida y decidió adoptarla y traerla a España, donde empezó a estudiar en un colegio de educación especial de la ONCE, y por primera vez convivió con personas como ella.

Sacó un 7.2 en Selectividad y llegó a la Universidad, donde estudió Educación Especial, convirtiéndose en la primera persona sordociega europea que consigue un título universitario.

Actualmente trabaja como educadora especial en el único centro residencial especializado en sordoceguera que hay en España.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?