Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 22 de Noviembre de 2019

Otras localidades

"Si no me siento seguro, no puedo trabajar"

Concentración de protesta de los trabajadores en el Hospital Provincial de Zaragoza tras la agresión a 2 auxiliares de enfermería y un celador la noche del domingo. La presunta agresora está en libertad pero tiene que cumplir varias medidas que le ha impuesto el juez

Protesta a las puertas del Hospital Provincial de Zaragoza /

El Hospital Provincial de Zaragoza ha reforzado las medidas de seguridad del centro tras la agresión que sufrieron en la noche del domingo dos auxiliares de enfermería y un celador.

EN LIBERTAD PROVISIONAL

Cadena SER

Libertad provisional para la mujer que presuntamente agredió a dos enfermeras del Hospital Provincial este pasado domingo y que presentan lesiones. El juez le ha impuesto varias medidas. Está obligada a comparecer en el juzgado los días en que sea llamada. Además, el juez le prohíbe entrar a este hospital y que pueda comunicarse por ningún medio con el personal sanitario.

Varias decenas de trabajadores se han concentrado este martes ante las puertas del hospital para denunciar el aumento de las agresiones, en su mayoría verbales, al personal sanitario.

"Si no me siento seguro, no puedo trabajar", "intolerancia cero" o "respeta no agredas" han sido los lemas que han mostrado para denunciar el creciente aumento de agresiones y situaciones violentas que deben sorportar en el día a día. "Es una práctica habitual que tenemos que estar sufriendo los profesionales a cualquier nivel respecto a coacciones verbales, de pacientes o, sobre todo, de los familiares que exigen a veces cosas que son innecesarias o imprudentes", explica una de las compañeras de las víctimas

La dirección del centro ha tomado ya las primeras medidas, reforzando con un vigilante más en cada turno la seguridad. El director de Hospital Provincial y del Royo Villanova, Chema Arnal, asegura que si son necesarias más medidas se tomarán "para que se encuentren más acompañados, más seguros" pero "también hay que pensar que es un acto que ha ocurrido y diariamente hay decenas actos médicos y sanitarios en  la administración y esto es una anécdota".

Desde la junta de personal, su presidenta Elena Marquina no escondía el temor que hay en la plantilla y la sensación de inseguridad. "Hay cámaras pero exactamente no sé dónde están y hay personal de seguridad que da vueltas en todos los turnos". Además, "hay una comunicación directa con ellos con busca, se les puede localizar pero, visto lo visto, es insuficiente", especialmente "en los turnos de noche, cuando hay poco personal aunque el acceso está cerrado".

El pasado año se produjeron 253 agresiones en Aragón, la mayor parte de ellas fueron verbales y un 60 % tuvieron lugar en hospitales. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?