Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 15 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Nunca llueve a gusto de todos, por Pepe Belmonte

Escucha aquí el 'micromentario' del catedrático de Literatura de la UMU, para Hoy por hoy

La crecida del río Segura a su paso por el centro de la capital ha sido una de las imágenes más llamativas del temporal de lluvias que ha azotado la Región de Murcia durante la Semana Santa /

Nunca llueve a gusto de todos

La protagonista durante estos últimos días no ha sido la política, que también, con esas luchas “intestinas” entre los diferentes candidatos; ni siquiera los desfiles procesionarios que se han visto mermados por las circunstancias adversas, sino la lluvia, la fina, larga y persistente lluvia que ha caído con insistencia sobre toda nuestra región.

Nunca llueve a gusto de todos. Así reza la conocida frase en cuanto caen dos gotas del cielo. Pero, en esta ocasión, el líquido elemento, como algunos finolis la llaman, ha provocado una auténtica división de opiniones, un encendido debate que aún puede escucharse en la calle.

Pepe Belmonte, catedrático de Literatura de la UMU y colaborador del programa Hoy por hoy / Cadena SER

Unos preferían que la lluvia fuera a la carta, que cayera en otro mejor momento, para después de Semana Santa y Fiestas de Primavera. Mientras otros apelaban a la extrema necesidad de agua que tiene esta región, con lo que era preciso aprovechar el instante, fuera en la época que fuera.

En cualquier caso, lo cierto es que en la Huerta la lluvia la hemos vivido como si cayera auténtico maná del cielo. Los árboles lucen ahora más verdes que nunca. El polvo de los carriles se ha podido asentar por fin. Las acequias, tan secas siempre, van de bote en bote, arrastrando la porquería que había acumulada en ellas desde hace meses, y las plantaciones propias de la época, como patatas, lechugas o coliflores, han crecido un par de palmos en estos días, sin contar con el enorme estirón de los llamados frutos de hueso.

Mi más sincera enhorabuena y mi gratitud –dicho sea de paso– a los bomberos, a protección civil y al resto de las fuerzas de seguridad del Estado por haber acudido siempre donde más se necesitaban, achicando agua, ayudando a las personas que han tenido problemas en sus casas y en sus garajes, informándonos puntualmente de cómo se encontraban nuestras carreteras.

Mientras tanto, el alcalde Ballesta, muy divertido, nos enviaba decenas de twits con sus fotos junto a uno u otro santo, o al lado de la reina de Huerta, con su traje impecable, a resguardo de la lluvia, con una eterna sonrisa dibujada en su boca.

Pepe Belmonte

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?