Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 19 de Octubre de 2019

Otras localidades

La antigüa fábrica de harinas El Amparo

Cerró sus puertas en 1964. Estaba ubicada junto al río, en la calle Francisco Aritio

En 1964 cerró sus puertas la Fábrica de Harinas El Amparo, un histórico negocio de Guadalajara ubicado junto al río Henares, muy cerca de la actual calle Francisco Aritio. De ella habla esta semana Eduardo Díaz en el espacio 'Historietas de Guadalajara' de Hoy por Hoy.

"El origen de esta fábrica viene de un molino del siglo XVI que Rodrigo Hurtado de Mendoza cedió a los agricultores de la zona de la estación", explica Díaz. "Años después, en 1897, salió a subasta pública y fue adquirido junto con los terrenos aledaños por Francisco Mari Mateo, que pagó 70.000 pesetas y que construyó una caseta junto al puente árabe para recoger las aguas y llevarlas al molino a través de un canal. La caseta sigue en pie actualmente y mucha gente cree que era una ermita porque alguien le puso una cruz en el tejado".

No fue hasta 1914, ya en pleno siglo XX, cuando se crea la Fábrica de Harinas El Amparo. "Surge gracias a José Diges Antón, que se quedó con el molino, y a los agricultores de la calle Virgen del Amparo, que por eso recibió ese nombre. Además, adquirieron maquinaria muy moderna en aquella época para poder funcionar".

En 1940 la fábrica sufre otro cambio de propietarios y pasa a manos de la familia Martínez Moreno, que ya poseía otra en la misma zona de la estación (La nueva Harinera). "Entre las dos fábricas había cerca de 100 trabajadores, dieron mucha riqueza a este barrio y hay mucha gente mayor de la zona que lo recuerda con mucho cariño".

Su declive llegó en la década de los 60, cuando acabaron cerrando las dos fábricas. "Fue muy duro para los vecinos de la zona que, recordamos, en aquel momento era más independiente de la ciudad porque las comunicaciones eran peores".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?