Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 21 de Octubre de 2019

Otras localidades

La Plaza de Castilla

La Plaza de Castilla es un lugar emblemático de Madrid. Tradicional fin del paseo de las Castellana, sobre la plaza se alzan las torres de Puerta de Europa, el monumento a Calvo Sotelo y el obelisco de Calatrava. Pero ¿qué secretos oculta?

Las torres inclinadas de Puerta Europa

El proyecto original de las torres inclinadas pretendía que se unieran en su parte más alta. Lógicamente, iban a tener una altura mayor, pero se desestimó por cuestiones técnicas y de costo. En Madrid se las conoció como Torres KIO, por la empresa kuwaití que las financiaba, pero la invasión de Kuwait por parte de Irak condenó a las torres al abandono. Durante varios años estuvieron a medio construir y se temió que hubiera que demolerlas. Por fortuna, no fue así.

“El día de la bestia”

Aquellas torres inclinadas y sin terminar quedaron inmortalizadas en la película de Álex de la Iglesia “El día de la bestia”, protagonizada por Santiago Segura y el desaparecido Álex Angulo. Representaban el lugar donde habría de nacer el Anticristo, como una burla de las cruces y las iglesias cristianas.

Los moros de Franco

La zona de Tetuán, aledaña a la Plaza de Castilla, se llama así por las tropas regulares que Franco trajo de Marruecos. Tras la guerra civil, España aún era dueña de una parte de ese país y en el ejército servían marroquíes que se instalaron en las entonces afueras de Madrid. Franco siempre tuvo mucha inclinación hacia esos moros que habían creado una leyenda en torno a él.

La leyenda de la baraka de Franco

Los éxitos militares de Franco en Marruecos, antes de la guerra civil, hicieron nacer en torno a él un aura de leyenda: Franco tenía baraka, es decir, estaba protegido por fuerzas superiores. La baraka es la suerte divina, la protección que el cielo derrama sobre los elegidos. Tiene que ver con la Providencia y, en lenguaje moderno, se podría llamar “estrella”.

Franco y los hilos del destino

Franco creía que los hilos del destino lo guiaban por el camino de los elegidos, y por eso siempre estuvo rodeado de aquellos magrebíes que formaban la Guardia Mora. Este cuerpo militar fue una extensión de las tierras de Marruecos, una especie de talismán de protección y continuación de su legendaria baraka que se quiso traer a Madrid. 

El monumento a Calvo Sotelo

Calvo Sotelo fue un diputado conservador que murió asesinado el 13 de julio de 1936, justo antes del inicio de la guerra civil, hecho que muchos han considerado excusa para el levantamiento militar. El monumento es un símbolo franquista, inaugurado en 1960, con una escultura bastante tosca del político y algo más… La extraña forma del monolito de piedra que se alza por detrás recuerda vagamente a una pirámide. Para algunos, podría ser un símbolo masónico. Algo muy extraño, porque Calvo Sotelo siempre fue enemigo de los masones y durante el franquismo se acusó a la masonería de instigar el crimen.

El obelisco de Calatrava

También llamado Obelisco de la Caja, es un monumento bastante controvertido que mide 92 metros de altura, aunque el proyecto original marcaba 120. Fue imposible respetar esa alzada por el enorme peso, que amenazaba la integridad de los túneles que pasan bajo la plaza. Fue inaugurado en 2009 y desde entonces los madrileños nos preguntamos qué simboliza o para qué sirve. No es demasiado vistoso y, dicen, cuesta 300.000 euros al año limpiarlo y mantenerlo. Lo que sí podemos decir es qué simboliza oficialmente: el 300 aniversario de la fundación de Caja Madrid en 1702.

Sucesos y crímenes en Plaza de Castilla

De entrada, en Plaza de Castilla están los juzgados más famosos de Madrid, donde cada día se juzgan miles de casos, muchos de ellos terribles crímenes. Pero, además, hace unos meses, este 2019, un hombre se suicidó en allí después de haber asesinado a puñaladas a su padre y a su tío. Se lanzó al vacío desde el piso 22 del edificio Plaza de Castilla. Aunque fuentes policiales apuntaron la posibilidad de un asesinato, concretamente un ajuste de cuentas.

No es el único caso truculento: en los calabozos de los juzgados de Plaza de Castilla ha habido muertes en extrañas circunstancias. Una de ellas ocurrió en febrero de 2018 y se atribuyó a un suicidio del detenido.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?