Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 29 de Febrero de 2020

Otras localidades

Mujeres en las cocinas

Hablamos de salud, calor y cocina. Muchas mujeres enferman por inhalación de humo, quemaduras e irritaciones

Hoy no hablamos de enfermedades contagiosas ni transmisibles, hoy abordamos un problema que padecen tres mil millones de personas en el mundo, de las que mueren prematuramente cuatro millones al año, todas las que siguen cocinando y calentando sus hogares con fuegos abiertos (candelas, que llamamos aquí), quemando biomasa en forma de leña, excrementos de animales y carbón. Para variar coincide con la pobreza y países de baja renta y afecta sobre todo a mujeres y niños.

Siempre creemos que todos tenemos acceso a gas, electricidad, vitrocerámica… y no es verdad

Pues sí. Imaginaos una choza de adobe o madera, con una sola habitación donde conviven de media familiar 6 a 8 personas, padre y madre y 5 o 6 hijos, si no contamos con los abuelos. 3 grandes piedras en el suelo, que delimitan el hueco donde quemamos leña que, por supuesto, han ido a buscar durante horas las mujeres y las niñas. Todo está cerrado, no hay ventanas, sólo el hueco de la puerta que se cierra para acumular el calor. En el fuego, una olla de agua hirviendo hace cocer el maíz o los frijoles, o el caldo de gallina criolla en el mejor de los casos proteicos. Los patojos corretean por la habitación, hasta que uno se cae en el fuego, y el agua caliente o la llama le quema su cuerpito. Además, hay un humo imposible de solventar debido a la combustión de la leña o carbón, además de cómo huele la quema de boñiga de vaca o caballo. Reconozco que bastantes veces, visitando las casas de los amigos indígenas mayas, me he tenido que salir de la casa por no poder soportar tanto humo. Los ojos te pican a rabiar, te lloran, no ves, produciendo conjuntivitis reactivas y aceleración de cataratas a las personas que crónicamente padecen este ambiente. A la vez, no puedes respirar, es un humo tóxico que entra en los pulmones, provocando irritación de garganta, bronquitis y bronquiolitis, incluso neumonías, sobre todo a los más pequeños. La asistencia en los Centros de Salud y Hospitales que la Fundación Madrazo gestiona, tanto en Guatemala como en Congo, dan estadísticas poco reconfortantes en la asistencia de problemas oculares, respiratorios, cardiacos, vasculares y quemaduras. Además del derroche de quema de leña, provocando deforestación cada vez más acuciante.

¿Y qué hacemos para solucionar el problema?, seguro que hay opciones…

La Fundación Madrazo junto a las autoridades sanitarias y políticas de cada país, hemos identificado la problemática ambiental y patologías, e implementamos proyectos de instalación y construcción de las llamadas “estufas mejoradas ahorradoras de leña”, que se nos solicitó por parte de la gente que padecía el problema. Pues desde 2007, llevamos construidas más de 5.300 cocinas de este tipo, una por familia, así que se han beneficiado de forma directa aproximadamente 38.200 personas. Las patologías respiratorias, cardiacas, oculares y traumatológicas han disminuido en las regiones donde hemos construido estas cocinas, y se ahorra muchísima leña, sobre el 70%, que con el proyecto conjunto de reforestación, está conservando la masa boscosa de estos países, así como la disminución del efecto invernadero. Son proyectos que reconfortan y nos hacen creer de nuevo en la cooperación como motor de cambio e impulso del desarrollo.

Los consejos de Max

Esta semana, el abogado especialista en inmigración Max Adam, nos va a contar una historia real y rocambolesca. Ha pasado en Xirivella, un pueblo muy cerquita de Valencia. Una joven hondureña acudió a la comisaría de Policía para denunciar que fué agredida por un hombre y acabó detenida y con un procedimiento de expulsión por estancia irregular. Lo ha denunciado la ONG "Valencia Acull". Esto no es normal, ¿no Max?

Caminantes: Sofía, una argentina en París

Pilar Kraan pasea este sábado por las calles de París. Allí se ha encontrado con Sofía, una compatriota suya que trabaja en la capital francesa como guía turística. Es nuestra "Caminante" de este sábado...

CC.OO. Sistema de cómputo o registro del a jornada laboral en las empresas

Esta semana Rosa Bergés, la secretaria de Política Social y Migraciones en CC.OO. Andalucía nos va a hablar de una cuestión laboral que está de plena actualidad como es la obligación que tienen las empresas de establecer un registro de la jornada laboral, que se ha establecido como fruto del diálogo social y que se plasma en el “Real Decreto-Ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y lucha contra la precariedad laboral” que ha entrado en vigor este mes. Además, esta reivindicación sindical ha sido ratificada en una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre una denuncia que interpuso Comisiones Obreras a una empresa del sector de la banca.

1.- ¿Que es el registro de jornada y para qué sirve?

El registro es documento que debe reflejar la hora de inicio y la de finalización de la jornada laboral de cada persona trabajadora de una empresa. Es decir es un documento que sirve para recoger la jornada realmente realizada cada día por cada persona con las interrupciones o incidencias que se den, e incluirá, tanto las horas ordinarias, como las complementarias o las extras.

Todas las empresas, sean del sector que sean, están obligadas a establecer un sistema de registro de la jornada que incluirá a todas las personas trabajadoras, incluidas las que tengan puestos móviles o itinerantes, los teletrabajos, las contratadas a través de ETT o cualquier otra modalidad. Solo se excluyen del registro los empleados de alta dirección.

Así mismo, las empresas están obligadas a conservar el registro durante cuatro años, estará a disposición de las trabajadoras y trabajadores, de la representación legal (delegados y delegadas sindicales), y de la Inspección de trabajo y Seguridad Social. En ningún caso la empresa podrá negar el acceso a los registros.

El incumplimiento de esta obligación de tener registro puede suponer una multa para las empresas que puede ser hasta los 6.250€.

2.- ¿Cómo debe ser el registro y qué requisitos debe cumplir?

Las empresas podrán optar por diversos sistemas desde un modelo manual (hoja de firmas tradicional), o modelos digitales (con tarjeta, huella o con aplicaciones informáticas u otros sistemas), las nuevas tecnologías hoy permiten innumerables posibilidades para poder implementar ese registro horario.

En todo caso, debe ser un registro permanente, en tiempo real y objetivo para evitar su creación posterior, su manipulación o alteración. La Inspección de Trabajo ha señalado que no sirve como registro la exhibición del horario general en la empresa o los cuadrantes horarios.

La aplicación del sistema tiene que negociarse con la representación sindical (en convenio o acuerdo de empresa), en todo caso tiene que ser comunicada a los trabajadores y trabajadoras.

3.- ¿En qué beneficia a las personas trabajadoras?

Permitirá cobrar por esas horas que ahora ni se registran ni se pagan, regularizando la contratación fraudulenta por jornadas inferiores a las reales, permitiendo el control de las horas extra. En Andalucía se estima que se hacen más de 376.500 horas extras semanales de las que más del 32 % (más de 120.480) no se pagan. Revertir esta situación podría suponer un empleo remunerado equivalente 9.400 personas a tiempo completo.

Lo anterior implica el incremento de cotizaciones a la seguridad social que repercute en la mejora de prestaciones futuras (desempleo, pensión de jubilación, etcétera).

Otro efecto, será respetar el tiempo de descanso necesario entre el final de una jornada y la siguiente, que debe ser como mínimo de 12 horas, según establece el Estatuto de los Trabajadores. Así mismo, el control de las horas extras es necesario para aumentar de las posibilidades de conciliación de la vida personal y la laboral, además de proteger la salud de las personas.

En definitiva, es una buena herramienta en manos de los trabajadores y trabajadoras para luchar contra la precariedad que va a beneficiar a todos los trabajadores y trabajadoras, especialmente a aquellos que trabajan en sectores más precarizados, como el sector agrario, la hostelería o el reparto a domicilio, etc., en los que las personas extranjeras tienen un peso importante.

Por ello en Comisiones Obreras hemos puesto en marcha una campaña de información y asesoramiento para que quien quiera pueda consultar sus dudas sobre este sistema o denunciar situaciones fraudulentas o abusivas. El número de teléfono habilitado para tal fin es el 649 185 029. Aunque sin el compromiso de los trabajadores y las trabajadoras la ley por si misma no va a cumplir los objetivos.

Sones del Mundo. La voz “Contralto”

Esta semana damos paso a la voz femenina más grave, la de contralto. Sus cuerdas vocales son las más largas y gruesas de la mujer, y sus papeles suelen ser graves, autoritarios e incluso "malvados" (algo similar ocurrirá con la voz de bajo en el hombre, como veremos la próxima semana).

Oímos a Ekaterina Gubanova, en la Rapsodia para contralto, coro masculino y orquesta, de Brahms.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?