Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Septiembre de 2019

Otras localidades

En Cádiz los robots pueden llorar y se dibujan las marcas

Javier Coronilla, de la empresa 'Robots Can Cry' y Raúl Gómez, de Rebombo, han protagonizado la segunda entrega de Cádiz Avanza

En esta segunda entrega de Cádiz Avanza, el programa realizado con jóvenes sobre el presente y el futuro de este sector poblacional en la provincia, los protagonistas han sido dos profesionales de las industrias digitales, Javier Coronilla y Raúl Gómez. Coronilla se dedica a la animatrónica con su empresa 'Robots Can Cry', ubicada en San Fernando, creando estructuras robóticas y dotándolas de aspecto real para grandes producciones como Star Wars, Dcotor Who, Mery Poppins Returns o plataformas líderes como Netflix o HBO.

Raúl Gómez es CEO de Rebombo, una compañía de diseño gráfico, ilustración y animaciones para publicidad de instituciones públicas y empresas extranjeras. Estudió diseño industrial, y a raíz de unas prácticas comenzó a trabajar, enlazando distintos trabajos hasta que acabó montando su empresa. En cuanto a Javier, no terminó sus estudios porque "no terminaba de centrarse en la universidad", y tras marcharse a Madrid y, posteriormente, a Londres, a través de pequeños trabajos en distintas producciones gracias a los contactos y la experiencia fue embarcándose en proyetos audiovisuales más grandes hasta que decidió volver a Cádiz "su hogar". Aunque viaja constantamente, Javier Coronilla asegura que intenta mantener en su cabeza que vive aquí, en Cádiz, no en Londres ni en Estambul.

Bromea y apunta que "lo mejor de Cádiz es el levante", para posteriormente añadir que es la forma de relativizar las cosas de esta región y el clima lo que le da vida al trabajar aquí. En cuanto a Raúl Gómez, que defiende que desde Cádiz se puede trabajar para cualquier parte del mundo, considera "un orgullo" estar aquí, en su tierra.

Una decisión, la de instalarse profesional y personalmente en Cádiz, que no está exenta de dificultades. Ambos coinciden en que las principales se encuentran en las instituciones, y las trabas que suponen la burocracia requerida para obtener las ayudas disponibles para emprendedores.  Aun así, tanto Coronilla como Gómez creen que la capital es un lugar nutritivo para crear aquí una empresa de industrias digitales por la cercanía con la familia y "porque todo está a mano", dice Gómez, aunque creen que quienes forman parte de su sector siguen necesitando "más apoyo por parte de las instituciones". 

"Hacemos cosas en Cádiz que la gente ni se imagina", dice Javier Coronilla, que se encuentra actualmente preparando varios personajes para una serie de HBO. Coronilla se imagina una ciudad que "se quiera y se valore más" dentro de 20 años, y reivindica lo especial de una tierra que "es el destilado de tres mil años" que convierte a la gaditana en una sociedad capacitada para "hacer cosas grandes".

Raúl Gómez vislumbra alegría, frescura y unos terrenos de los depósitos de tabaco con un centro en el que se hayan instalado distintas empresas que "aporten vida a la ciudad", y concluye haciendo un alegato por la validez de Cádiz como constructura de futuro: "en Cádiz puede haber gran perspectiva de gente que vuelve, y gente que se quiere quedar".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?