Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 23 de Octubre de 2019

Otras localidades

Setenil de las Bodegas, la joya blanca en una curva rocosa

El pequeño pueblo de la Sierra de Cádiz cuenta con una arquitectura inverosímil, platos típicos y un patrimonio histórico que atrapa la vista y el recuerdo

Setenil de las Bodegas. PINCHA SOBRE LA FOTO PARA VOTAR. /

“Una alianza inverosímil entre la arquitectura y la geología”. Así definió José Caballero Bonald a Setenil de las Bodegas, un pequeño pueblo de la provincia de Cádiz enmarcado en la Ruta de los Pueblos Blancos de la sierra gaditana que visualmente atrapa a quien se acerca a conocerlo.

Una roca atraviesa la disposición urbana de este municipio gaditano: algunas casas se sitúan bajo ella y otras en su parte superior. Así, las calles están a diferentes niveles de altura. Se asienta bajo un antiguo poblado almohade y cuenta, además, con un castillo de origen medieval que conserva la Torre del Homenaje y un aljibe.

Todo bañado por el río Guadalporcún al que se adapta el entramado urbano en su curso. En la parte baja los vecinos aprovecharon el tajo creado en la roca por el río para construir sus casas, respetuosas con el medio natural porque no excavan ni resultan invasivas para este símbolo del pueblo, que tiene poco más de 3.000 habitantes.

Del patrimonio setenileño destaca también, en la parte más elevada del pueblo, la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Encarnación, las ermitas de Nuestra Señora del Carmen y San Sebastián, y la antigua Casa Consistorial. Merecen igualmente una especial mención los restos romanos de Acinipo, a apenas cinco kilómetros del núcleo urbano, que ofrece unas impresionantes vistas.

El patrimonio no es sólo arquitectónico; la historia revela que este pequeño municipio gaditano era además un objetivo fundamental para la Corona en época musulmana en su avance hacia Granada. Desde allí el camino hacia Granada quedaba casi abierto.

Setenil de las Bodegas es ahora un pueblo tranquilo, y de su vida resalta la Semana Santa, declarada Fiesta de Interés Nacional de Andalucía y que se articula bajo la curiosa rivalidad entre dos hermandades, los blancos y los negros. Otras fiestas destacadas son la romería de San Isidro Labrador, sobre el 15 de mayo, y la Feria y fiestas de Agosto.

Como en casi todos los municipios de la provincia de Cádiz, la localidad setenileña cuenta con una tradición gastronómica que sitúa como eje el aceite de oliva virgen extra y que cuenta con platos típicos de la zona, como las sopas cortijeras de espárragos, los cocidos, el gazpachuelo, las habas guisadas, las batatas con miel, embutidos y chacinas, cerdo ibérico, tortas de aceite, una hamburguesa con masita de chorizo o salchichón y tortillitas de espárragos, entre otros. Muchos de estos platos pueden probarlo en un formato muy andaluz, las tapas, en los distintos bares del pueblo. Las tapas, por su tamaño más reducido que el de un plato, permiten probar varias representaciones de la gastronomía setenileña en una misma comida.

Un paseo por Setenil de las Bodegas no deja indiferente a aquel que visita el pueblo, una auténtica joya blanca en una curva rocosa que atrapa la mirada y el recuerdo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?