Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Septiembre de 2019

Otras localidades

5G: precaución sí, paranoia no

¿Es posible que de verdad la Red 5G sea solo una gran trampa diseñada para espiarnos?

¿Es posible que de verdad la Red 5G sea solo una gran trampa diseñada para espiarnos?

Los humanos necesitamos creer que tenemos el control de las cosas para poder sentirnos a salvo.

Las rutinas y la creencia de que tenemos el control sobre nuestro entorno nos llevan generalmente a que nos olvidemos de los muchos peligros que nos acechan y que desarrollemos nuestra vida de una forma normal.

No pensamos en que el cielo se nos caerá encima, ni tan siquiera una cornisa de un balcón; no pensamos en que un huracán, un terremoto o una simple tromba de agua pudiera afectarnos justamente a nosotros; confiamos en nuestros familiares y vecinos, incluso en la mayor parte de los desconocidos.

Pero, ¿qué pasaría si alguien fuera sembrando la semilla de la desconfianza, qué ocurriría si nos fuéramos haciendo conscientes, uno a uno, de todos los posibles riesgos que podrían afectarnos...?

Esto ya lo hemos visto a lo largo de la historia de la humanidad: siempre ha habido profetas, tremendistas, charlatanes o agoreros voceando su dogmática retahíla de paranoias, advirtiendo a todos frente a cualquier riesgo o catástrofe inminente; quizá la que pudiera tener mayor acogida en cada época; anunciando en muchas ocasiones el fin del mundo.

En ocasiones, estos agoreros se han escondido detrás de una mal entendida autoridad científica. Tal es el caso del ilustre y referente Isaac Newton que llegó a vaticinar hasta dos fechas diferentes para el final del mundo.

Nos sorprendería enormemente saber que cada vez que se anuncia algún tipo de gran conspiración o de hecho apocalíptico, y por mucho que relevantes científicos de importantes agencias internacionales los hayan desmentido, incluso demostrada su falsedad, hay encuestas realizadas a lo largo del mundo que cifran entre un 10% y un 20% a los que siguen dándoles credibilidad. Realmente somos muy manipulables.

Es muy fácil romper la confianza que tenemos en las cosas, precisamente porque es ingenua, pero también fundamental para desarrollar nuestras vidas y nuestras relaciones de forma normal.

Cuando empezamos a desconfiar, interpretamos las acciones de los demás como amenazas, humillaciones, conspiraciones o desplantes que nos mantienen todo el tiempo a la defensiva hasta convertirnos en unos paranoicos.

¿Hasta qué punto es cierto que la nueva red 5G supondrá una gran trampa diseñada para espiarnos? ¿Hasta qué punto, en caso de ser cierto, nuestros datos cotidianos les pueden interesar a las grandes potencias enemigas? ¿Hasta qué punto, en caso de existir ese interés y esas potencias enemigas, nuestros datos pueden ser cruciales para nuestra seguridad particular y la de nuestros convecinos? ¿Debemos seguir adelante con nuestras vidas sin preocuparnos? ¿Hay algo de verdad detrás de todo esto?

Quizá la respuesta esté en el título del programa que proponemos esta semana. Quizá os resulte interesante nuestras reflexiones sobre este tema. Una vez más, no os lo perdáis.

Francisco Maciá es doctor ingeniero en Informática y profesor titular en el Departamento de Tecnología Informática y Computación de la Universidad de Alicante.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?