Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Una operación contra la trata y explotación se salda con 22 detenidos

Los proxenetas engañaban a personas de Brasil para venir a Mallorca y les obligaban a ejercer la prostitución

Culmina con 22 detenidos una operación contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual en Palma. La Policía Nacional ha desarrollado el operativo en dos fases y ha arrestado a 22 personas de entre 21 y 51 años de nacionalidades búlgara, brasileña, española, colombiana, italiana y portuguesa. Están acusados de explotar a hombres y mujeres para ejercer la prostitución y coaccionarles con magia negra para que pagaran la deuda contraída por el viaje a España. También de concertar matrimonios ficticios entre algunas de las víctimas.

Del total de 22 detenidos, dos fueron arrestados por tráfico de drogas, cuatro por trata de seres humanos, seis por estar de forma irregular en España y diez por falsedad documental y favorecimiento de la inmigración ilegal. Algunos de los detenidos eran los encargados de dos conocidos clubes de prostitución y otros eran los encargados de organizar los matrimonios fraudulentos.

Las investigaciones arrancaron en noviembre del año pasado cuando dos personas acudieron a denunciar en la comisaría de la Policía de Palma que los encargados de un club de alterne estaban engañando a mujeres y transexuales de Brasil y otros países de América Latina para venir a Palma. Tras gestionar el viaje les obligaban a ejercer la prostitución y saldar una supuesta deuda que variaba entre los 7.000 y los 14.000 euros.

La policía activó el protocolo de intervención por un posible caso de trata de seres humanos y localizó a otras cinco víctimas que pidieron declarar bajo la condición de testigo protegido. Estalló entonces la primera fase de la operación en la que se detuvo a los responsables de los clubes de alterne. Durante los registros practicados, los investigadores descubrieron que las víctimas eran obligadas a permanecer en el interior del club ejerciendo y estando disponibles 20 horas al días, seis días a la semana. Las condiciones en las que vivían eran desoladoras, con cinco personas hacinadas en una habitación con cuatro literas y un sofá. En esta primera fase se identificó a diez víctimas.

Los investigadores afirman que las condiciones económicas de las víctimas también eran terribles y se veían empujadas a aceptar cantidades precarias por los servicios que practicaban. La mitad del importe era para los proxenetas. Todas las víctimas habían llegado a la islas engañadas e intentando buscar una vida mejor.

Sobre algunas de ellas, los proxenetas utilizaban la magia negra como forma de coacción. Muchos de los engañados procedían de Brasil y los detenidos se valían de sus creencias en las prácticas de magia negra y santería para coaccionarles y obligarles a pagar la deuda. De hecho, durante el registro domiciliario en el inmueble de uno de los arrestados los agentes hallaron una habitación dedicada a la brujería en la que existía un altar dedicado a la adoración del diablo.

Los policías que realizaron el registro también encontraron una plantación de marihuana con 200 plantas y un complejo sistema de cultivo que incluye extractores de gran potencia, filtros y herramientas varias. En el registro también se decomisaron 50.000 euros en efectivo así como ingente documentación relacionada con la gestión de los clubes.

Una vez completada la primera fase, se acometió la segunda, a raíz de las declaraciones de las víctimas. Los investigadores descubrieron que un conocido abogado estaba realizando matrimonios ficticios entre ciudadanos de la Unión Europea y extranjeros irregulares que estaban siendo víctimas de trata. Intentaban conseguir la residencia en España y les cobraban 5.000 euros por ello. Las dos fases de la operación se han saldado, como hemos dicho, con 22 personas detenidas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?