Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 16 de Julio de 2019

Otras localidades

El Burgo de Osma, amalgama de historia, patrimonio y gastronomía

La localidad soriana es la sede Episcopal de la provincia

La Catedral de El Burgo de Osma. PINCHA SOBRE LA FOTO PARA VOTAR. /

Soria
Burgo de Osma-Ciudad de Osma

Declarada Villa de Interés Turístico en 1962 y Conjunto Histórico-Artístico en 1993, El Burgo de Osma es uno de los grandes referentes de la provincia de Soria, siendo además, la sede episcopal de la misma. La Ciudad de Osma, aledaña de El Burgo, es el núcleo histórico altomedieval, completando una interesante oferta histórico-cultural.

Con algo más de 4.900 localidades, la villa está hermanada con Soulac-sur-Mer (Francia) y Cartagena, y se ubica en la mitad occidental de la provincia de Soria, en la confluencia de los ríos Ucero y Abión, ambos afluentes del Duero.

.

Historia pre-romana, romana, musulmana y cristiana

Su historia se remonta a tiempos pre-romanos, puesto que la ciudad arévaca de Uxama Argaela tuvo su asentamiento en el Cerro Castro, a muy poca distancia de El Burgo de Osma, y allí permaneció durante la dominación romana. La ciudad celtíbera, de sustrato étnico arévaco, fue anexionada por Roma en el 99 a. C., siendo colonizada y repoblada por los conquistadores hasta las invasiones bárbaras de Hispania en el 409 d. C. En época visigoda mutó su nombre por el de Oxoma u Osoma, a la par que le era reconocida su importancia al ser encumbrada al rango de sede episcopal en el año 597. La invasión musulmana también caracterizó esta próspera ciudad a la que sus conquistadores llamaron Waxsima; de su permanencia en ella da fe la atalaya árabe que aún perdura en el cerro de Uxama.

.

Durante el siglo X, la Osma cristiana altomedieval sufre las mismas vicisitudes bélicas que las vecinas plazas fuertes de Gormaz y San Esteban, siendo repoblada en 912 d. C. y pasando con frecuente alternancia de unas a otras manos, para acabar definitivamente en las cristianas tras la desaparición de Almanzor en 1002. Restaurada la diócesis, Pedro de Bourges (San Pedro de Osma) es nombrado obispo de la misma, ocupando la sede entre los años 1101 y 1109. A él se atribuye la construcción de la primitiva catedral románica sobre la base de un antiguo templo visigodo dedicado a San Miguel.

Lugares de interés

.

La Catedral de Santa María de la Asunción se construyó sobre la citada primitiva románica, parcialmente derruida en 1232. De esta se conserva la sala capitular y algunos lienzos. En su interior alberga un beato escrito por el clérigo Pedro y miniado por Martino en 1086. El beato contiene un mapamundi que ofrece datos sobre la geografía espiritual de la época.5 Fue declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento el 3 de junio de 1931.

La Plaza mayor es el centro de la villa y es uno de los mejores ejemplos de plaza castellana que se puede contemplar. Lo presiden el Hospital de San Agustín y el Ayuntamiento, construcción neomudéjar de 1771, presidido por un reloj. La plaza es el centro de las actividades festivas y sociales del Burgo de Osma.

La Calle Mayor y calles aledañas, son la columna vertebral de la villa del Burgo de Osma, soportalada en su lado norte. En total (contando también la plaza Mayor) el conjunto se sustenta por 125 columnas. En la calle veremos importantes muestras de arquitectura popular y también un tramo de muralla (a la altura del Arco del Cubo, donde además podemos contemplar un antiguo pilón). Un poco más adelante nos encontramos con la única calle de la villa que consta de soportales a ambos lados: Obispo Rubio Montiel, donde también podemos contemplar importantes muestras de arquitectura popular. Entre la Catedral y el Palacio Episcopal destaca un rincón del Burgo conocido popularmente como el Caracol (calle Santo Domingo), desde donde se contemplan algunas de las vistas más peculiares de la seo burgense. En el tramo norte a través de la calle Ruiz Zorrilla, podemos acceder a la plaza de Santo Domingo, con soportales y donde se encuentra uno de los símbolos del Burgo de Osma: la fuente del Mono.

El Palacio episcopal acoge el Archivo Diocesano y destaca muy especialmente por su fachada y por la portada: un arco conopial. Fue mandado construir el palacio, por el obispo Alfonso Enríquez en el siglo XVI.

Las murallas del Burgo de Osma fueron construidas por orden del obispo Pedro de Montoya el año 1458 y en su mayor parte se demolieron durante el siglo XVIII. Actualmente se pueden contemplar dos tramos bien conservados: la zona del Arco del Cubo (calle Poeta Malo de Molina) y especialmente el paseo que hay paralelo a la carretera de la La Rasa. Una de las estampas más bonitas del Burgo se contempla desde el Puente Viejo, entrando a la Villa por la Puerta de San Miguel (la única conservada).

La Universidad de Santa Catalina es un Importante ejemplo de estilo plateresco mandado construir por el obispo portugués Pedro Álvarez de Acosta en el año 1550. Bernasconi la reformó en el siglo XVIII. En la fachada de sillares destacan los escudos que franquean la imagen de Santa Catalina, se trata de la heráldica de Acosta y también de Felipe II, escudo que preside el conjunto. En el interior, todo se organiza a través de un gran patio central con arcadas y una impresionante escalinata. Actualmente es un complejo hotelero.

El Convento del Carmen fue inaugurado en el año 1607 y se adscribe al canon del Carmen Reformado. La talla de la Virgen del Carmen en el interior es uno de los centros de devoción del municipio. Destaca especialmente el órgano francés construido a principios del siglo XIX para el convento carmelita de la ciudad francesa de Agen.

 

Eventos y festividades

Fiestas Patronales de la Virgen del Espino y San Roque son la Fiestas principales de la villa (del 14 al 19 de agosto) que se celebran desde 1600: las fiestas constan de actos tradicionales, festejos taurinos y es uno de los mejores momentos para apreciar una de las señas de identidad de la comarca del Burgo de Osma, el baile de la Rueda que se baila en círculos en la Plaza Mayor desde el día 16 de julio hasta el 19 de agosto (último día de fiestas patronales). Destaca también la participación ciudadana que se canaliza a través de Peñas y otras agrupaciones festivas.

En el día del Corpus Christi se realizan tradicionales alfombras florales con diferentes motivos y posterior procesión.

Gastronomía

La matanza, en el mes de enero, merece capítulo aparte. Declarada de interés turístico nacional, desde hace más de un cuarto de siglo y en una fiesta que combina ritual antiguo con la mejor de las cartas, los fines de semana invernales se celebran en El Burgo de Osma en torno a la mesa. Porque la matanza tiene en Soria una tradición que revive cada año y que encuentra en esta villa su expresión turística y gastronómica de la mano del Hotel Virrey Palafox (las Jornadas Ritogastronómicas)

Así y en una faena ancestral que tiene lugar a las puertas del restaurante, la matanza se repite durante los meses de febrero y marzo, en unas Jornadas Rito-Gastronómicas que combinan tradición y fiesta con magro, lomo, morcillas, picadillo, chorizo..., una lista casi interminable de platos en la que el cerdo, el animal del que todo se come, será el indiscutible protagonista.

Además, el Museo del Cerdo ofrece una amplia y diversa muestra de figuras, imágenes y representaciones del cochino, procedentes de los más recónditos lugares del mundo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?