Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 18 de Julio de 2019

Otras localidades

"Los pacientes necesitan que la medicina se acerque con su ciencia pero también con su empatía"

Experto en cuidados paliativos, coordina junto a la profesora Maria Paz Giambastiani, el primer postgrado orientado a la humanización y al acompañamiento espiritual en la Universidad de Deusto

Ambos saben y mucho de lo que supone para las familias, para los pacientes la empatía y el buen trato en el día a día de cualquier enfermedad. El doctor Jacinto Bátiz por sus más de 40 años al servicio de los cuidados paliativos en el Hospital San Juan De Dios y María Paz Giambastiani como paciente.

Coinciden en Hoy por Hoy Bilbao para responder a la pregunta de si es posible "conseguir que si ahora la información compartida en las redes sociales facilita que cada vez haya más demanda de empoderamiento de los pacientes, los profesionales están dispuestos a dar el paso." La respuesta es rotunda, sí y para ello "lo que hace falta es formación".

Una formación que según Giambastiani debe poner en el centro al paciente, después a la familia y a partir de ahí construir todo lo necesario para la mejora de la enfermedad. Pero ambos, médico y paciente, Jacinto y María Paz, insisten en que no debe ser alrevés, "no hay que tratar enfermedades, los equipos atienden personas."

A partir de septiembre en la Universidad de Deusto se pondrá en marcha el primer postgrado orientado precisamente a la humanización y al acompañamiento espiritual en los ámbitos social y sanitario. Además del Hospital San Juan de Dios de Santurtzi, como unidad docente asociada, participa el Hosptal Aita Menni o Cáritas Diocesana. Bátiz está convencido de "que los que menos se van a acercar, quizá por falta de tiempo son los profesionales sanitarios y es una verdadera pena. Puede que me equivoque pero a veces creemos que lo sabemos todo y no es así."

En la charla que aquí puedes recuperar, ambos recuerdan que la experiencia del sufrimiento "es universal y suele intensificarse en las fronteras del final de la vida". Su existencia se convierte para los profesionales "es un desafío técnico y sin duda  un reto que tiene cuatro dimensiones: la física, la emocional, la social y la espiritual."

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?